Personal

17 Ago Pregunta técnica

Vamos a ver. Estoy harta de postear vídeos a través de youtube, dailymotion, blip.tv, etc y que se vean cortados. ¿Qué tengo que hacerle a mi plantilla para que me encajen? Supongo que se me ha quedado antigua… a parte de cambiarme de plantilla, ¿alguna idea?
Me manejo con los css de mala manera. Pero me manejo.

Como ejemplo, el último vídeo que he hecho: RL (Real Life) y que presenté en la Muestra Marrana y en el Summerlab.

Hoy viernes 19 de agosto… SOLUCIONADO! Gracias a [email protected], el problema ahora es que el vídeo no puede estar on line, pero esto es un tema privado.

28 Jul Petición de imágenes

Necesito material de vídeo de las manis del 15-M, para utilizar en un vídeo que estoy montando ahora mismito en Laboral.
¿Alguien tiene algo grabado y tiene ganas de compartirlo?
+ info sobre el vídeo aquí.

16 Jun Sobre su corazón de músculo, sangre y catéteres

HAY CORAZONES POR LOS QUE NO CIRCULA SANGRE.
Por fuera parecen corazones perfectamente normales,
y palpitan ocultando su veneno.

Algunos bombean petroleo.
Sus amos tienen anillos de oro estrangulando
sus dedos rollizos como almohadas.

Otros bombean mierda.
Sus amos llevan placa, sotana, una bata blanca,
los-pan-ta-lo-nes.

Otros corazones bombean semen.
Sus amos no pueden ver más allá de su propio ojete.

Metales pesados bombean los corazones de gente con títulos importantes: alcaldes, regidores, directores, jueces, generales, fiscales, autoridades variadas…
En sus caras se refleja la dureza del acero.

También he visto corazones por los que solo circula polvo.
Quienes los llevan llevan también la hipoteca,
las letras del audi cabrio,
los hijos que dios quiso darles y una tortura constante
que nunca terminan de digerir.

Corazones trabajando leche merengada con canela…
Sus propietarixs sonríen todo el tiempo y
siempre dicen las cosas que se esperaba que dijeran;
son a veces
ecologistas,
anarquistas,
feministas,
pacifistas,
gente implicada,
ya sabes: buenrollistas.
Algunos de estos dicen que llevan
un mundo nuevo dentro…
leche merengada con canela.

Corazones que baten vómito ácido.
Quienes los atrapan en el pecho
se quejan del mundo solo con palabras comprensibles
para unos pocos,
y su queja es incesante mientras
mucha gente los escucha y toma apuntes
en cuadernos de rayas.

En un par de ocasiones conocí corazones que circulaban tinta:
apenas vivieron para contar el prodigio de su existencia.

Y una vez conocí un corazón que latía poemas,
chistes,
palabras generosas y
macabradas.
Se terminó devorando a sí mismo.

Yo tengo un corazón que bombea RH-0 negativo,
sangre como la de los monos, los peces, las ratas y las hormigas.

Mi corazón bombea normalidad en un lugar
donde tener sangre en las venas es
la cosa más extraña del mundo.

Mi corazón normal, latido normal,
sangre más o menos nutricia, siempre roja,
aquí donde tener un corazón que mueve sangre
es un estigma inseparable,
una marca siempre visible.

Por eso a veces me lo abro con las manos
y lo expongo y lo exhibo como quien
se saca la chorra a la puerta de un colegio;
salpico con él hacia fuera,
lo dejo derramarse sobre todo lo que odio,
lo desbordo,
lo arriesgo,
lo pongo en juego.

Muestro la normalidad de mi corazón de músculo y sangre,
y a quien no se espanta lo alío con mi estirpe,
y a quién no se asusta, lo convierto en alianza.

Diana J. Torres aka Pornoterrorista estrena poema en Can Vies el próximo sábado, en Barcelona. Pedazo poeta que eres Diana. Yo le dedico este poema tuyo a mi padre, que tiene el corazón más hermoso que jamás he conocido, y que de momento, sigue bombeando.

cateter

07 Jun Un catéter en el corazón


No todos los días decide uno sobre la vida y la muerte de una persona. Ser Nerón por un día. Interrumpir tratamiento de dialísis o insertar catéter en el corazón. Decida. Ya. Teneís una hora. Discute con tu hermano por teléfono sobre la vida de tu padre. Desde Londres. Rodeada de hipsters. Cuánto los odio. Les aborrezco. Parece que para ellos no hay ni vida ni muerte. Ni para nadie. La gente pare, da de mamar a sus crías, vive y se baña en el mar. Yo cojo un avión a Valencia mañana para ir al hospital a ver a mi padre adoptivo, mi padre querido, mi padre que no fue. Porque demasiado pronto me dijeron que no era mi padre biológico y un retraso mental le impidió explicarme que eso daba igual, que la sangre es lo de menos, que las venas se agujerean con cánulas, con agujas, con catéters. Mi padre se los quita, por que ya les vale, le hacen daño, y él se los quita una y otra vez. Yo le echo de menos, recuerdo su cara mirándome la última vez que fui a verle, me preguntó: ¿vendrás a verme? Y yo me iba a Londres, con los hipsters de mierda, y sabía que no, que pasarían meses antes de volver a verle. Qué horrible palabra. Catéter.

23 May Formas de morir

La muerte de nuestros familiares, de nuestros amigos, de nuestros vecinos, de los fetos que gestamos en nuestros úteros.

Hay muchas formas de morir. Yo ya sé como quiero hacerlo. Quiero morir en mi cama, en mi casa. Quiero morir después de haberme despedido de mi gente y después de haber arreglado mis asuntos. Quiero morir tranquila, mientras duermo, no quiero morir de un ataque al corazón o un cáncer. Tampoco quiero morir en un accidente de forma rápida y traumática.

Quiero morir bien, a gusto, de gusto.

atormentada2

19 May Hijo de puta vs hijo de cura

Fragmento recortado del feisbuk en el que hablaban de una servidora. Todavía no sé si para bien o para mal.
En todo caso a mí me gusta lo de la vida intensa y atormentada. Porque a mí mi vida me parece aburrida y carente de toda emoción.

Y sí, María Llopis es hija de un cura. Aquí está su tumba.