Prensa

Maria Llopis ens explica que “des de la classe d’art feminista de La Massana, el que a mi m’interessava era veure l’obra de Dora Maar, no tant els retrats que feia d’ella Picasso. Aquest tema a mi, sincerament, no m’interessa, encara que allà hi ha un tema del retrat de la dona maltractada, trencada; “La dona que plora” és un famós retrat de Dora Maar fet per Picasso.

Leer artículo aquí

Hoy salgo en La Vanguardia ( y en El Español) por una acción que hicimos el jueves pasado en el Museo Picasso de Barcelona. Se trataba del trabajo de fin de curso del curso de Arte y Feminismo. Junto con Marta Busquets, Jou Serra, María José Rodríguez Agüero, Silvia Morgades, Mikhaela Martin, Irene Lameiro y Paula Recio visitamos las instalaciones del museo vistiendo camisetas en las que se podía leer: Picasso Maltratador, Dora Maar presente, Picasso es Antonio David Flores, Picasso Barbara Azul, etc. Otra de ellas llevaba escritos los nombres de algunas de las mujeres que pasaron por la vida de Picasso y que sufrieron maltrato. Se trató de una acción silenciosa que sin embargo hoy ha movido mucha energía en redes, en especial en mi Instagram.

Pero no toda la energía que ha movido es positiva, llevo toda la mañana recibiendo amenazas e insultos, y finalmente, hacia las 16h, me han inhabilitado la cuenta de IG. Supongo que me han denunciado. Nos quieren calladitas. Justo en mi cuenta se hablaba del silenciamiento de determinadas realidades. Picasso fue un gran artista y eso nadie lo pone en duda. Pero también fue un gran maltratador. Ocultarlo y silenciarlo no nos ayuda.…

—> Mamagazine

En este libro, María aborda, de manera conversacional y coral, multitud de caras de un poliedro único, atravesado por la maternidad y los cuidados. Su lectura es curiosa, pues no respeta el orden canónico: cuando llegas al final, descubres que todavía hay más. Son tres los bonus track que nos regala: varias reflexiones sobre cómo había cambiado la relación de las entrevistadas con los cuidados a raíz de la pandemia en la que llevamos un año inmersas, incluyendo la suya propia y un epílogo que podría haber sido, también, un prólogo, donde aborda algunas de sus experiencias relacionadas con la pérdida y el duelo. Antes de eso, María da voz a las entrevistadas para hablar de crianza respetuosa, MENAS, maternidades racializadas, violencia obstétrica, trabajo sexual, lactancias, conciliación, úteros comercializados, reproducción asistida, arquetipos, poliamor, menopausia, porno y negación de la figura materna.