Maternidades subversivas

18 Mar ¿Te acompaño?

A principios de 2013 me formé como Doula en Londres, de la mano de Michel Odent y Liliana Lammers. En septimebre de 2013 tuve a mi hijo Roc en casa, en un parto precioso. Desde entonces he hecho varios acompañamientos como doula: embarazos (via skype y a través de los océanos, una experiencia preciosa) y varios partos en hospital que fueron rápidos y maravillosos también. Echo de menos trabajar como doula. Los últimos meses de mi vida han sido entre maletas y viajes y por supuesto la publicación de Maternidades Subversivas. Así que he tenido que rechazar varias propuestas de acompañamiento porque no llegaba a todo. Pero ahora vuelvo a estar instalada en Benicassim y tengo la posibilidad -via skype o presencial, por supuesto- de acompañar de nuevo. Aquí estoy.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

14 Mar María Llopis te puede convencer de que ser madre mola

El libro pone en manifiesto que todo aquel que camine por los márgenes se verá corregido a palos: desde estigmatizar el acto natural de la lactancia en público –derecho por el que lucha desde hace años una de las ramas más actuales del feminismo- hasta un sinfín de tabúes, como puede ser hablar de partos orgásmicos/extáticos o gozosos.

El libro de Llopis trata de casos reales, opiniones diferentes que buscan revertir y cambiar las injusticias que se cometen todos los días hacia los que viven la maternidad de cerca. En las entrevistas podemos leer sobre paternidad trans, familias queer, partería tradicional, transhackfeminismo y muchos otros términos que a priori tal vez nos chirríen y asusten, pero que vale la pena conocer y tener en cuenta.

Maternidades Subversivas hay que leerlo sin prejuicios ni recelos. Solo en ese caso podremos sacar de entre sus páginas verdadero conocimiento cimentado en la experiencia. Un racimo de ejemplos heterogéneos explotará en tu cabeza haciéndote cuestionar la idea de maternidad que te han hecho creer desde siempre.

Leed el artículo de Alba Vera en Zero Grados aquí.

08 Mar Masturbarse pariendo

Me pasan este articulo sobre una mujer que se masturbó al parir su segundo hijo y escribió un post sobre ello. Yo flipo que sea noticia. Tendría que ser la vida diaria. Ella explica que sencillamente encontró una forma natural de aliviar los dolores. Que todo está en nuestro cuerpo. Claro. Todo el gozo del mundo, del infinito y más allá.

Como muy bien señala la autora, el problema que tenemos es la falta de opciones. Que nos dejen elegir joder, que cada mujer elija como quiere parir y qué métodos para aliviar el dolor desea. Que cada mujer elija su maternidad, libre. Ese es mi deseo en el día de la mujer.

P.S. Diana Pornoterrorista lo celebra liberando su libro Coño potens en las redes. Aquí lo tenéis. A correrse y a eyacular y a parir y a lo que haga falta.

05 Mar Ecología y maternidad

Nuestra supervivencia en el planeta está amenazada no sólo por las degradaciones ambientales sino también por la degeneración del tejido de solidaridades sociales y de los modos de vida psíquicos que conviene literalmente reinventar.
Félix Guattari

Es lo mismo. Hay que volver a cuidar a la Tierra y a las personas. Es el último capítulo de Maternidades Subversivas.