El embarazo como un mega estadio sexual de los cuerpos

El embarazo como un mega estadio sexual de los cuerpos

La práctica ginecológica actual trata a la mujer como un mero recipiente que aloja el feto en gestación. La mujer es infantilizada y se le niega el derecho a vivir su embarazo de forma plena, es decir, se le niega el estadio sexual en el que se encuentra. El embarazo es una fase crucial en la sexualidad femenina, y como tal debe ser tratado. Una amplia mayoría de las mujeres que han estado embarazadas afirman que su deseo sexual durante esta época se potenció hasta niveles que nunca antes habían experimentado.

Existen mujeres que han tenido orgasmos durante el parto y mujeres que se corren mientras dan de mamar. El embarazo, el parto y la crianza son estadios sexuales. Negarlos supone una pérdida de nuestro potencial sexual. La ginecología actual y la sociedad en la que vivimos niega de forma rotunda la sexualidad de la mujer, reduce esta al coito con fin reproductivo, ya que cuando queda embarazada, se considera que su sexualidad ya no es importante ni pertinente.

Las relaciones sexuales son prohibidas por los ginecólogos de forma sistemática en el embarazo al menor contratiempo, obviándose que la mayoría de las mujeres sienten unos fuertes deseos de mantener relaciones sexuales durante este estadio. Al mismo tiempo, no existen pruebas científicas que demuestren que sea negativo para la gestación mantener relaciones sexuales. Sólo la penetración genital profunda puede afectar al cuello del útero y consecuentemente causar problemas, pero tampoco está probado que una penetración dentro de los límites de la lógica, sin dolor ni violencia, pueda ser problemático.

Prácticas sexuales como el fisting, en el que se introduce el puño en la vagina o ano, serían de gran ayuda para potenciar la dilatación del canal vaginal y tener así un parto más fácil y rápido. Los ginecólogos deberían recomendar estas prácticas en vez de reprimir la sexualidad de la mujer. Es el orden patriarcal ginecológico el que se interpone entre las mujeres y sus orgasmos.

La activista canadiense Nicole Pino imparte talleres sobre partos orgásmicos en los que explica (a través de su propia experiencia) como con las condiciones adecuadas es posible tener no ya un orgasmo al dar a luz, si no un mega orgasmo, el orgasmo de tu vida. Como nos dice Casilda Rodrigáñez en sus libros La Represión del deseo materno y la génesis del estado de sumisión inconsciente, El Asalto al Hades y La Sexualidad y el funcionamiento de la dominación, un parto puede compararse a un polvo. Un polvo con miedo, con ignorancia sobre tu cuerpo, con pautas impuestas a través de la violencia patriarcal, puede ser una violación y puede consecuentemente ser una experiencia en extremo dolorosa y desagradable. Sin embargo un polvo como tú quieres y con quien tú quieres, puede ser una experiencia de placer extremo. Ambas son polvos, pero no tienen nada que ver, uno es el placer y otro es el dolor. Con los partos estaríamos hablando de lo mismo. Hay dos tipos de partos, los dolorosos y los placenteros. Todo depende de las circunstancias.

Desvinculamos el embarazo, el parto y la crianza de nuestra sexualidad, como si estas fueran meras funciones mecánicas que nuestros cuerpos realizan como quien hace la digestión, ajenas al placer sexual.

La teórica Catherine Blackledge en su libro Historia de la Vagina nos habla de como el orgasmo tiene una función específica en la sexualidad de la mujer además de proporcionar placer: facilitar la fecundación. Mediante las contracciones que se producen en el útero, en la vagina y en el ano, el esperma es sacudido y absorbido para que pueda entrar a través de la cérvix en el útero y fecundar el óvulo.

También nos habla de Aecio de Amida, el médico del emperador bizantino Justiniano, quien señalaba que el temblor del útero durante el coito era un signo inequívoco de embarazo. Cuando me quedé embarazada, lo supe al instante. Sentí un temblor en el útero que me causaba un pacer intenso y desconocido hasta el momento. Y no necesitaba haber leído a Blackledge para saber que algo estaba pasando ahí dentro. La ginecología actual obvia que la mujer pueda saber el momento en el que se ha quedado embarazada.

Todos nuestros problemas en torno a nuestros orgasmos, nuestros partos, en suma en torno a nuestro placer y nuestros cuerpos, vienen de la ignorancia a la que somos condenadas en relación a nuestro potencial sexual. Es una violación sistemática de nuestros cuerpos legitimada por el orden hetero patriarcal.

29 Comments
  • Diana
    Posted at 23:29h, 18 octubre

    wow nena, molt be! Si hubiera más tías interesándose por esto de seguro que se les iba a acabar el chanchullo que tienen montado en torno a nuestros chochos pero en un santiamén.
    Vivan las vaginas dentadas!! Preñadas colocadas, a las barricadas!!

    un abrazote,
    Diana

  • Layla
    Posted at 20:12h, 19 octubre

    Ya ves, yo no sabía nada de estos temas hasta que leí a Casilda Rodrigáñez y aluciné. Las embarazadas son tratadas como enfermas a las que no se las permite decidir sobre sus cuerpos y a las que se medica y hormona para hacer con ellas lo que quieren. Toda la puta vida pensando que tienes que parir con dolor y resulta que puedes tener el orgasmo de tu vida. Otra vez el puto sistema farmacopornográfico metiéndose en nuestros coños…!

    Un besazo

  • heron
    Posted at 13:11h, 21 octubre

    O sea, en la consulta de esos malditos ginecologos perversos (que disfrutan causando dolor a las mujeres y por cuya culpa la mortalidad infantil no hace mas que disminuir): “Señora, digale a su marido que le meta el puño en el coño pa irse acostumbrando”
    Estais muy mal.

    “La ginecología actual y la sociedad en la que vivimos niega de forma rotunda la sexualidad de la mujer, reduce esta al coito con fin reproductivo, ya que cuando queda embarazada, se considera que su sexualidad ya no es importante ni pertinente.”
    Esto es, ademas de una gilipollez, absolutamente mentira, pero es vuestra marcha, inventarse poderosisimos enemigos indemostrables para esconder que la unica enfermedad social que os afecta es aquella contra la que no luchais, la que teneis en la cabeza.
    Como siempre, los ciegos son los demas.

  • María Llopis
    Posted at 18:30h, 21 octubre

    Parir en esta sociedad es un drama Heron. En los partos de la mayoría de las mujeres, estas son humilladas y tratadas como retrasadas mentales. Es un hecho ciéntifico y demostrado que hay mujeres que en las condiciones adecuadas tiene un orgasmo al parir. ¿Cómo puede ser que unas sufran los mayores dolores de su vida y otras el mayor orgasmo? La diferencia está en el tratamiento ginecológico del embarazo y el parto.
    La ginecología ignora esta problematica.
    Pero es posible tener un hijo sano y una madre sana. Si tengo que pedirle algo al mundo, es un enfoque ginecológico que me respete a mí tanto como a mi criatura.

    El fisting es una práctica sexual que te puede gustar o no, pero que sería mucho más útil a las mujeres que van a parir que los consejos estúpidos que se dan hoy en día y que perpetúan un dolor y una humillación que no benefician ni a las madres ni a las criaturas.

  • Alberto Pérez Pérez-Duque
    Posted at 00:15h, 22 octubre

    “En los partos de la mayoría de las mujeres, estas son humilladas y tratadas como retrasadas mentales”.

    Mi madre me habló de ginecólogos cabrones como los que describes. Ninguna de mis amigas embarazadas/madres recientes (¡cada día más!) me ha mencionado nada semejante.

    “La sociedad blablá” siempre es una generalización indemostrable, y creo que debería evitarse en cualq

  • Alberto Pérez Pérez-Duque
    Posted at 00:16h, 22 octubre

    -tabulador y punlish involuntario. Sorry, remato-

    “La sociedad blablá” siempre es una generalización indemostrable, y creo que debería evitarse en cualquier argumentación.

  • María Llopis
    Posted at 10:18h, 22 octubre

    Curioso.

    Tal vez tus amigas son realmente afortunadas.

    Sin ir más lejos yo he tenido unas nefastas experiencias con ginecólogos en Valencia este mismo verano, y cuando digo nefastas, me quedo corta… funestas. El ginecólogo valenciano que me hizo la ecografía en agosto, me madó a urgencias porque él “tenía miedo” de lo que veía. 5 horas después en el hospital 9 de octubre en las que pensé que tenía un cancer, me dieron la noticia: aborto diferido. A continuación pretendieron ingresarme para ponerme anestesia general y rasparme, a lo cual yo me negué, me fuí a mi casa y tuve un aborto natural, sin anestesia, raspados ni intervención médica. Revisión médica 10 días después: todo perfecto.

    Esta es mi úlitima experiencia. Y las que me cuentan por aquí son peores, mucho peores. 99% de los casos, funesto. 1% se salva.

    Realmente no sé de quién estaís hablando. O tal vez, lo que para una persona es agresión (que me quieran ingresar para realizar una intervención en mi cuerpo INNECESARIA) para otra no lo es. Cada una tiene sus cosas.

  • Alberto Pérez Pérez-Duque
    Posted at 11:38h, 22 octubre

    En realidad, la frase “ninguna de mis amigas embarazadas” era un error, dado que te conozco un poco y te cuento como amiga. Pero a mi alrededor tengo a Kadri, Cristina (2 veces), María, Ann, Angels, mis seis primas… Lo peor que he escuchado era que la comadrona de Ruzafa estaba zumbadísima, y las del barrio preferían evitarla.

    Leo tu blog, y sé que este verano has tenido experiencias de mierda que no puedo llegar a imaginarme. No las niego, ni les resto importancia.
    Conozco a un par de personas que trabajan en hospitales, y sé que les acojona bastante la idea de que algo salga muy mal, el niño o la madre salgan perjudicados y los crucifiquen a demandas por negligencia. Por eso abusan de las intervenciones, supongo.
    De todas maneras, creo que me gustaría escuchar/leer algún buen debate sobre esto, en el que intervengan ginecólogos.

  • María Llopis
    Posted at 13:39h, 22 octubre

    Reivindico las generalizaciones:

    Todos los fachas son unos mierda!

    La ginecología actual es una mierda!

  • L.
    Posted at 14:07h, 22 octubre

    a ver, alguno de estos tíos ha ido alguna vez a un ginecólogo??? se ve que no. creo que resulta súper evidente que el patriarcado está bien protegido y hecho para su autopreservación. (¡y seguro que lo hacen gratis!)
    por favor alberto, no quiero ni por asomo referirme ni a tus amigas ni a tus colegas de los hospitales, pero no vengas a decir, entre líneas, que a un debate para ser bueno le falta la presencia de un ginecólogo. al menos yo no le doy tanta validez a las instituciones (médicas en este caso) y me parece que cualquier testimonio de cualquier mujer apaleada (por un médico, una cultura o un sujetador) es válido.
    a heron, pues ni pio. su manera de hablar es documento de la arbitrariedad y violencia del patriarcado, así de simple y básico.
    joder maría, que por contar una experiencia salgan estos mamarrachos a hablar con tanta propiedad de cómo funciona la ginecología es sorprendente, aunque en realidad lo peor de todo es que sólo es similar a ir al doctor…

  • Cojonciano
    Posted at 15:37h, 22 octubre

    Me ha encantado la aliteración “nefastas/funestas”.

    En cuanto al tema de fondo, es hasta cierto punto normal que cuando uno está jodido por algo se tope constantemente con ejemplos que refuerzan ese pensamiento. Es mucho más fácil, especialmente en internet, que la gente hable de sus experiencias chungas que de las buenas. No digo que sea tu caso; a mí también me encanta generalizar.

    Bechis!

  • Alberto Pérez Pérez-Duque
    Posted at 19:46h, 24 octubre

    @L (por alusiones): “no vengas a decir, entre líneas, que a un debate para ser bueno le falta la presencia de un ginecólogo” y “que por contar una experiencia salgan estos mamarrachos a hablar con tanta propiedad…”
    .
    Antes de comenzar a insultarnos, lo diré y no entre líneas: considero un buen debate aquel en el que participan TODAS las partes implicadas, o al menos puntos de vista distintos. Y en un debate sobre una especialidad médica es, como mínimo correcto, saber qué tienen que decir los médicos.
    .
    Si por ser hombre y no haber ido a un ginecólogo no soy una voz autorizada para hablar sobre ello, igualmente válido es decir que las pacientes no os podéis quejar porque no habéis estudiado ginecología ni medicina, ¿no?
    Por supuesto que no. Os podéis quejar, y yo puedo escuchar y pensar sobre las causas.
    .
    Otra cosa muy distinta es que no te guste ver aparecer ideas diferentes en tus blogs favoritos.

  • Daniela ortiz de zevallos
    Posted at 15:20h, 27 octubre

    Yo tuve en un momento opinión de 5 ginecólogos distintos, uno decía;
    1- hay que raspar todo el cuello uterino y cauterizar.
    2- hay que raspar y hacer reposo durante 30 días.
    3- hay que raspar el cuello uterino reposar y si no funciona retirar todo el útero.
    4- lo mismo que el segundo
    5- lo mismo que el primero
    6- solo hace falta una cauterización focalizada y tratamiento semanal con cremas.

    La opción 6 era la menos riesgosa y mas sensata, lo curioso es que me la dio el mismo medico que proponía la opción 3 ( la más riesgosa y traumática para una nena de 19 años) El mismo ginecólogo me dio dos opciones en contextos distintos, la 3 en el INSTITUTO NACIONAL DE ENFERMEDADES NEOPLÁSICAS de Lima / osea hospital del estado para gente con cáncer/ y la numero 6 me la dio en su consultorio privado en la CLINICA SAN PABLO.
    El doctor Carlos Santos me atendio de manera desinteresada e irrespetuosa en el hospital del estado (es mas, un día, abren las cortinas del espacio de consulta, yo, de 19 años, con las piernas abiertas y con una bata celeste, y entra el doctor Carlos Santos con todos sus alumnos de la universidad Cayetano Heredia a ver el caso de turno, obviamente sin antes preguntarme si estaba de acuerdo en mostrarle el coño a 15 chicos de mi edad)
    En el consultorio privado del mismo Doctor Santos fui tratada con todo el respeto, es mas, la secretaría una vez que pagué el tratamiento, me llamaba unas horas antes de cada cita para recordarme que tenía que ir.

    El tratamiento mas favorable en mi caso costó alrededor de 1500€ (aplica el cambio a la moneda peruana, y es como que pagues 4000€ por un tratamiento medico) La operación que me querían hacer en el hospital del estado costaba alrededor de 100€.

    El estado es completamente drástico al momento de aplicar una “cura” , no quieren tener gente todas las semanas yendo por un tratamiento, la extirpación del lugar afectado es mucho mas efectiva, barata y rápida para ellos y olvidense de que en algún momento tomen en cuenta como te sientes con respecto a tu condición de “paciente”.

  • Alberto Pérez Pérez-Duque
    Posted at 19:52h, 27 octubre

    @ Daniela ortiz de zevallos:
    Por lo que dices, además de una falta de respeto importante por parte de un médico existen los factores monetarios y presupuestarios, que parecen más determinantes que cualquier otro.
    Y una pregunta, dado que casi todas las experiencias médicas implican médicos varones: ¿no hay casi ginecólogas, o qué sucede? porque ya me extraña…

  • María Llopis
    Posted at 20:51h, 27 octubre

    las ginecólogas funcionan con los mismos protocolos médicos, es la institución ginecológica y el patriarcado de mierda lo que apesta

  • Daniela ortiz de zevallos
    Posted at 22:59h, 27 octubre

    claro que hay ginecólogas mujeres, pero eso no las libra, mi hermana casi muere de un derrame por que una ginecóloga mujer se negó a hacerle una revisión dado que mi hermana comentó que quería abortar…. resulta que la enana tenía un embarazo ectópico que pudo ser controlado por esa mujer.

    De acuerdo contigo María

  • Kali
    Posted at 01:19h, 14 noviembre

    Me gustó tu ponencia del viernes sobre el tema, creo que realmente la lucha por un embarazo y parto naturales y placenteros es una lucha transversal que abarca género, libertades, resistencia al sistema médico del capitalismo…

    En el turno de preguntas no me atreví a comentar esto, pero me gustaría decirte que sí conozco un caso en que la actividad sexual provocó un parto prematuro, fue el caso de mi propio nacimiento. Mi madre no había querido tener relaciones desde el sexto mes y aquella noche las tuvo por insistencia de mi padre; pocas horas después, estaba de parto.

    Soy consciente de que el estrés (sobretodo el causado por estar casada con un cabrón machista como era aquel individuo) puede tener mucho que ver en situaciones así, pero quería comentarte la historia para que sepas que quizá sea extremadamente raro, pero en algún caso puede llegar a provocarse un parto así.

    Lo que si es común y por desgracia horrible, es que la sociedad vea como normal el trato que se da a las parturientas. Hace poco descubrí un programa que se llama “Un bebé por minuto” sobre historias de partos y ví una sarta de barbaridades, como tactos hechos metiendo la mano entera sin cuidado a una chica que ya tenía la vagina irritada y dolorida de hacerle tactos a cada rato, infantilización masiva (comentarios tipo “empuja mas o te tendremos que hacer la episiotomía”, presiones para cambiar de postura a mujeres que no querían moverse, etc), violencia patriarcal en actitudes de los maridos (uno le llegó a decir a su mujer “los nombres tailandeses suenan ridículos” estando en la sala de dilatación; ella era tailandesa), en fin, mil detalles que muestran que todo el entramado social de misoginia se nota mucho en momentos así y le amargan este proceso a millones de mujeres constantemente.

    Y lo jodido que encima hacen un programa de tv con esto y que a la gente le parezca normal y hasta bonito porque les venden la moto de que debe ser así y que luego “todo eso se olvida”…

  • IsabeliKa.Deviniendo Loba.
    Posted at 17:07h, 16 noviembre

    Hola María,esperaba verte en las transfeministas de Sevilla y poder compartir con alguna mujer y feminista el tema de los partos,de la lactancia y de la recuperación del útero espástico. Parece que esta prohibido ser femninista en determinados ambientes y apoyar estos temas. Cuantas críticas hacía las mujeres que siguen el pensamiento de Casilda, estoy hasta las narices. Llevo asistiendo 5 años a unos cursos de maternidad donde se reunen todas las mujeres (madres, ginecologas, matronas, psicologas, enfermeras, doulas) de la line de pensamiento de Casilda y nunca he escuchado a ninguna criticar a las que realizan diferente crianza a ellas. Tengo un vídeo documental sobre partos orgásmicos donde se ven diferentes partos en casa orgásmicos, es una pasada…¿lo conoces? estaría encantada de pasártelo.
    Respecto al tema de ginecólogxs seguro que silos biohombres que escriben tuvieran por un añico un cuerpo de mujer y tuvieran que ir al ginecólogx cambiarían su discurso.Mi experiencia con el gremio da para un libro, simplemente decir que para que otra mujer no viviera las situaciones tan desagradables que viví elaboré una lista de buenas gincólogas a las que acudir y la difundí entre mi círculo.Invito a que hagais lo mismo. Nota para los espábilados: ni estoy traumá ni estoy con rabia,pero nuestras vulvas valen mucho, y que te toquen el coño de manera poco profesional no le gusta a ninguna.

    María, me quedé con la imagen de una mamá con su criatura de 2 años a la que le daba la teta,sentada en éltima fila es un espacio transfeminista donde se hablaban de muchos feminismos-pero no del suyo- escuchando a la Itziar Ziga.
    Viva por las perras que no nos pensamos callar, y viva aún más por las lobas que amamantan a sus criaturas.

  • María Llopis
    Posted at 20:39h, 16 noviembre

    Conozco el docu Orgasmic Birth, fantástico, gracias por tu mail Isabelika, ahí, creando redes de apoyo…. Dónde vives tú? Dónde están esos grupos de crianza? Y lo más importante, conoces grupos similares en Londres? Me mudo en un par de semanas a vivir allí y estoy embarazada…

  • IsabeliKa.Deviniendo Loba.
    Posted at 22:28h, 17 noviembre

    ¡Ole, enhorabuena! Allí la cosa esta más adelantada y no hay tantas recticencias como aqui. Ya verás qué bien. Vivo en Granada y curro aquí con temas de sexualidad y prevencion de la violencia hacia las mujeres.Grupos de crianza…muchos!!!!mira la web del parto es nuestro: http://www.elpartoesnuestro.es/index.php?option=com_content&task=view&id=233&Itemid=101
    también hay muchos grupos de apoyo a la lactancia (via lactea, mami lactancia) y foros con mujeres,madres, ginecologas, matronas muy apañadicas con distintos apartados: criarconelcorazon.org .Los cursos de “maternidad entrañable y gozosa” eran una pasada, este añola universidad de verano de Zaragoza decidió que no daba buena imagen tanto bebe feliz lactando (me imagino que por la teta que hay detras del bebé feliz) y lo retiró del programa después de 6 años y de que era el curso más demandado y con más lista de espera. Lo organizaba Mª Jesús Blázquez.Si te interesa tiene un libro “La ecologia al comienzo de nuestra vida” muy didáctico e interesante. Intenta solicitarlo mandando un correo aqui: [email protected] (servicio SARES recursos de educacion para la salud) si tienes suerte y les quedan ejemplares te lo mandan sin ningun coste. Si te das prisa te llega antes de que te mudes! Seguro que si escribes a las mujeres delparto es nuestro te dicen grupos de Londres.
    Un saludo desde el Sur…

  • simonp
    Posted at 22:39h, 11 enero

    la verdad es que no se de que mundo habla la autora. yo me estoy informado y aun no he encontrado nadie (libro o pagina web) que diga que el sexo durante el embarazo es malo.

  • María Llopis
    Posted at 19:12h, 12 enero

    yo tampoco lo he encontrado

    sin embargo sí me he encontrado con diversos ginecólogos que afirman que así es

    la autora

  • gema
    Posted at 09:31h, 25 mayo

    una preguntita, nada importante..María,a caso ya has parido? es que eso que cuentas…suena a parole parole parole….y es muy típico de quien no ha parido en su p..vida.
    ahora lo que “Mola” es parir en casa (cerca de 2000e cuesta…”o sea” súper popular) y si tienes comlpicaciones (que las hay) corriendo al hospital de turno que pagamos todos. Vamos chicas…en realidad es cojonudo que te pongas de parto y más de 5 personas esté a tu entera disposición y a la de tu niño….una que sí ha parido y oye encantada de la vida con el equipo y su profesionalidad

  • María Llopis
    Posted at 11:10h, 25 mayo

    pues felicidades, no todas pueden decir lo mismo después de parir en un hospital! eres una afortunada!!

    tengo varias amigas que han parido en casa y están muy muy contentas con la experiencia

    yo creo que lo importante es tener un parto sano y feliz, de la forma que sea más apropiada para ti y para tu sensibilidad

    si a ti te gusta que te provoquen el parto, aprovecha!

  • Nacho
    Posted at 08:36h, 21 julio

    Muchas gracias a tí, María, y a todas las demas por explicarme todo esto. Jamás lo habría imaginado. Nunca he estado enseñando públicamente mis genitales a un médico con cara de amargado, ni me he quedado embarazado ni he pasado por un aborto. Me alegro de que expliqueis todo esto y de que haya tenido la suerte de encontrarlo en el mar de internet, son problemas que no conocía pero que conviene saber. Me gustaría ser padre algún día y no soportaría que mi pareja pasara por todo esto. Al menos ahora podré estar un poco alerta o ser más comprensivo con lo que sucede alrededor de un embarazo.