Ginecólogo bueno, ginecólogo muerto

Ginecólogo bueno, ginecólogo muerto

Tremendos desgraciados hijos de puta. Les importa una mierda todo, pero sobre todo tú como persona. LLevo dos meses embarazada y 4 días abortando, yo solita sin la ayuda de nadie. Porque como se me ocurra ir a urgencias me pasan la aspiradora y como me despiste, con anestesia general. Cuando mi cuerpo lo está haciendo todo muy bien. Cada día he ido expulsando cositas y ayer hasta expulsé el saco gestacional, que es un trozo de carne como media hamburgesa donde vivía el zigoto. Hoy he hablado por teléfono con una clínica de ginecología para coger hora y han puesto el grito en el cielo por el hecho de que no se me hubiera ocurrido ir a urgencias. Si desde que estoy embarazada los ginecólogos sólo me han dicho burradas. Que si no puedo follar y que si no puedo saltar y todo tipo de tonterías, porque el zigoto murió ya hace días, y si no he abortado antes es porque me dieron una hormona que me puso de un humor de perros y que ha retrasado lo que el cuerpo hubiera hecho muy bien a su debido tiempo.

Por lo pronto, estoy feliz porque me he ahorrado el raspado que me hubieran hecho el primer día, que por lo visto es un proceso muy traumático y doloroso. Me parece que hay una falta de respeto tremenda hacia nuestros cuerpos y más concretamente hacia el cuerpo de la mujer embarazada, al que se trata como si fuera una vaina que debe gestar a toda costa, aun a costa de su propia integridad como persona. Y discútele algo al señor ginecólogo, que te dirá que si lo que quieres es abortar, que tú misma. Tener que aguantar esto por preguntar qué mierda de pastillas me está recetando… Son unos desgraciados. Ninguna de las visitas que he hecho a los ginecólogos a lo largo de estos dos meses me ha servido de nada más que para escuchar barbaridades y ponerme de los nervios. Es un escándalo y propongo desde ya acabar con ellos. Si alguna mujer de las que me lee ha tenido un parto en el hospital, sabe de lo que estoy hablando. ¡Vivan las maternidades disidentes!

11 Comments
  • kano
    Posted at 09:03h, 17 agosto

    María, no sé si conoces Titania-Tascó ( http://www.titania-tasco.com ), una cooperativa de mujeres de autogestión de salud, parto natural, etc, que llevan unas comadronas. La madre de mi hija y yo hicimos la preparación al parto allí (nada que ver con la “Oficial” de respiraciones absurdas; enseñan conciencia corporal) y tuvimos a mi hija en casa felizmente. Hace muchos años que no voy, pero seguro que encontrarías profesionales con otro trato y otras ideas sobre la maternidad más cercanas las tuyas. O si no en Marenostrum también siguen esa línea y te tratan con respeto. Un abrazo, y ánimo!

  • beiby
    Posted at 12:54h, 17 agosto

    totalmente de acuerdo con vos! hace dos semanas fui a la ginecóloga en el cap del raval y le pedí que me saque el DIU con el que llevaba dos años, y tuve q convencerla para que lo haga! se negaba argumentando que seguramente me embarazaría -claro, semejante cara de inmigrante q tengo (y que ella asocia con ignorancia). tuve que decirle que en mi país, yo daba talleres de educación sexual, q “no se preocupe” por mi cuerpo, q ya me ocupo yo… y me atendió con una cara de culo impresionante (tras preguntarme cuántas parejas había tenido, y yo casi babearla de la carcajada q me salió!)! luego me mandó a hacerme una ecografía con una señora que sin decirme ni explicarme nada, me metió un aparato gigante y frío al coño… cuando aparecen las imágenes en la pantalla, le pregunto: y eso qué eso? Y por favor, la mejor respuesta del año: “no intentes entenderlo todo que para eso tuve que estudiar muchos años”. plof.
    y una más: hace 8 años, en un hospital en bilbao, un ginecólogo me sacó sin mi permiso el primer DIU q usaba: llegué por pérdidas de sangre… su primera frase fue: desvístase y póngase en la camilla. la segunda fue: tosa. y entonces, sin decirme nada, cero explicación, información y ya ni hablemos de alguna actitud humana y solidaria, me sacó el DIU (q duele, carajo!). tercera frase: no tome nada y sólo use condón, si siguen las pérdidas, vuelva en tres meses. SIGUIENTE!!!!

  • María Llopis
    Posted at 19:20h, 17 agosto

    Gracias por los links y por los comentarios chicas!

  • ana elena pena
    Posted at 23:50h, 17 agosto

    si hay algo que más terrorífico que el dentista, es el ginecólogo….

  • Daniela ortiz de zevallos
    Posted at 00:34h, 18 agosto

    ufa, vaya mierdas los médicos, por lo menos acá puedes ir al hospital para un aborto o por lo menos no ir a la cárcel.

    Mi aborto a los 15 años fue una mierda de trauma debido a esos dos renglones que dictan unas leyes impuestas por un puñado de vieja malparidas/malfolladas y tíos gordos con caspa en el congreso peruano.

    Mi hermana menor (21) hace 4 meses salió embarazada, lo primero que hizo fue llamarme, porque como es ilegal y pecado capital no se atrevía a contarle a nadie en Perú.
    Mientras desde Barcelona yo trataba de buscar en Lima un ginecólogo de confianza e inteligente pasó lo siguiente:

    El mismo día que el test le dio positivo tenía una cita con la
    ginecóloga-nazi-católica de la familia, cuando estaba en la consulta mi hermana le comentó que estaba embarazada y que pensaba abortar, la ginecóloga por su moralidad decidió no hacerle el chequeo de rutina a mi hermana, debido al comentario del aborto. A la semana siguiente mi hermana sufrió un derrame que casi la mata, perdió una trompa y estuvo varios días internada, debido a un embarazo hectópico. El derrame pudo ser evitado si la ginecóloga terminaba el chequeo, pero por una ley del estado que se transforma luego en una ley moral….. decidió no hacerlo.

    Y de ahí tengo una historia bien bonita sobre el puto PVH, los tratamientos, la estúpida relación que se le hace con el VIH. La(s) diferencia(s) entre un tratamiento en una clínica privada y un hospital del estado. y haberle abierto las piernas a una docena de ginecólogos que según el precio que pagabas por la consulta el trato y el tratamiento variaban.

    Ya te la cuento otro día.
    muchos besos hermosa!!!

    D

  • María Llopis
    Posted at 10:42h, 18 agosto

    Madre mía de mi vida, tremendos cabrones, cómo está el patio, la institución giniecológica es una basura, son una lacra de la sociedad, es un abuso y es un escándalo que esto funcione así! Rebelión!

  • L.
    Posted at 12:15h, 19 agosto

    ay maría, mi vida… historias de ginecólogxs, historias de medicina mainstream, de policías que te toman denuncias por abusos… a mí se me hacen todxs engranajes del mismo aparato, una máquina horrenda, con una ideología de mierda, llena de tragedia y maltrato (ya sabemos dónde se dirigen la mayoría de los maltratos).
    me gustaría poder hacer un almanaque de muchas historias de estas (que tenemos todas), y poder darnos apoyo entre todas, darnos también la seguridad de que cuando hacemos las cosas como nosotras creemos que están bien, están bien. necesitamos espacios de contención y confianza, y aunque me siento como una antigua feminista esencialista al decir esto, creo que es súper importante.
    por lo mismo me encantan estos posts tuyos que, como siempre, vienen desde una sinceridad mayúscula que sólo puede dar la experiencia directa. y al mismo tiempo “maría somos todas”.
    un besazo enorme,
    y un link al que invito a participar con nuestras propias experiencias (a esto me refiero con los almanaques…)
    http://www.womenonweb.org/attachment-3070-es.html
    http://www.womenonweb.org/listpublish-162-es.html

  • Maria
    Posted at 11:31h, 25 agosto

    He sido madre hace 9 meses, ha sido la experiencia mas grande,bonita y especial de mi vida, de hecho todavia sigo en una nube de felicidad. El seguimiento de mi embarazo lo he hecho en la seguridad social y estoy encantada. Tenemos una de las mejores seguridades sociales del mundo y hemos de estar orgullosas de eso. En todo momento me he sentido respetada y bien atendida, aunque hay que decir que esta masificada y a veces hay que hacer colas y esperaaaaar tu turno. El seguimiento lo hice con una comadrona estupenda y en el parto me atendieron un equipo de comadronas también muy bueno. Como el parto fue bien no hizo falta la intevención de ningún médico pero tenia la tranquilidad de saber que estaban allí por si pasaba cualquier cosa. Años de investigación y de estudio han ayudado a la humanidad a avanzar hacia adelante. Menospreciar todo eso pienso que es una falta de respeto por todo el esfuerzo y lucha que ha significado todo este avance. Pensad que hay muchísimas mujeres ginecologas y que no hay que ser mujer para ser feminista. Después de nacer mi hijo fui a un grupo de soporte a la lactancia y también fue una experiencia fantastica y muy reconfortante, compartir dudas, consejos, ver a otros casos de mujeres en tu misma situación y lo que fue muy interesante es compartir experiencias con madres de otras culturas peruanas, arabes, africanas .. todo muy curioso. Una madre senegalesa nos enseño a hacer masajes con aceite de carité. Ya me he reincorporado al mundo laboral pero mantenemos el contacto. Esta bien ser alternativo y buscar tus propias soluciones de medicina pero recordad que eso no esta al alcance todos, ser alternativo no deja de costar una pasta y por lo que hay que luchar es por un servicio de salud publica de calidad y eso no lo haremos criticando al personal sanitario. Animos con la maternidad!!

  • Denise
    Posted at 18:06h, 26 agosto

    Uf! mi texto sería Ginecólogo nefasto.

    A causa de un desorden hormonal en el que mi cuerpo tiene más testosterona que estrógenos y progesteróna siempre mis periodos han sido muy irregulares, en una de esas no sangré en varios meses y de repente un gigantesco coagulo de sangre salió de mi, llegué a consulta y me osculta, tarda más de lo normal, me voltea a ver morbosamente, y me dice, no fue un coagulo fue un aborto y te haré ahora mismo un legrado porque se te ha quedado atorado un brazo.

    Y pasé 40 minutos sintiendo como aspiraban y raspaban dentro de mi ese “brazo” atorado.

    Aún me provoca odio.

  • D.
    Posted at 10:27h, 15 octubre

    Respeto la opinión de cada una y no dudo de la veracidad de las historias que acabo de leer, pero pienso que generalizar de esta forma no es más que una demostración algo pueril de indignación fútil que no cambiará nada. Pensad que por cada mala experiencia con un ginecólogo, hay muchas buenas (como la de María en el comentario de arriba). Un mal médico no hace a todo el colectivo “unos cabrones hijos de puta”, y lo que hay que hacer es “atacar” al mal profesional, no acurrucarse con otras sufridoras a hablar de lo puta que es la sanidad.

    Un saludo.

  • anny
    Posted at 09:30h, 10 agosto

    Odio a los ginecologos te tratan como una mierda asi estes preñada o no. Si tienes una edad y no has tenido hijos te tratan con el mayor de los desprecios porque has pasado por este mundo sin parir y no te mereces ni que te digan por ahi te pudras. Y luego esa obsesion que tienen porque te hagas las putas radiografias, les encanta que te radien las tetas y te dicen que es por tu bien. Ay claro que buenos son te tratan como una mierda pero se preocupan por ti. Yo hace años que no voy al gine y pienso seguir asi pirqus odio cafresque me metan mano. Me niego a sentirme violada por estos