Poesía y sangre menstrual

Poesía y sangre menstrual

Miriam Reyes

Eventualmente paso días enteros sangrando
(por negarme a ser madre).
El vientre vacío sangra
exagerado e implacable como una mujer enamorada.

Si los hijos no salieran nunca
del cuerpo de sus madres
juro que tendría uno ahora mismo,
para sentirlo crecer dentro de mí
hasta poseerme como en una sesión espiritista
o como si mi bebé y yo
fuéramos muñecas rusas
una llena de la otra
mamá llena de bebé.

También tendría un hijo
si ellos siempre fueran bebés
y pudiera sostenerlo en mis brazos por encima de la realidad
para que mi niño nunca pusiera los pies en la tierra.

Pero ellos llegan a ser
tan viejos como uno.

No alimentaré a nadie con mi cuerpo
para que viva este suicidio en cuotas que vivo yo.

Por eso sangro y tengo cólicos
y me aprieto este vientre vacío
y trago pastillas hasta dormirme y olvidar
que me desangro en mi negación.

*****
Miriam Reyes (Orense, 1974) es una de las poetas más importantes del panorama actual en España. Su obra se compone de tres títulos femeninos, potentes y desgarradores: Espejo negro, Bella durmiente y Desalojos. Este poema pertenece a su primer libro, publicado por DVD Ediciones en 2001.

La nueva antología de Luna Miguel: Sangrantes. Me da ganas de escribir poesía.

2 Comments
  • Daniela
    Posted at 13:02h, 19 junio

    Magnífico poema… Me identifico plenamente con: “Si los hijos no salieran nunca
    del cuerpo de sus madres
    juro que tendría uno ahora mismo”