Hard life? Sex, Science, Technology and Exploitation

BSSN_logo

Hard life? Sex, Science, Technology and Exploitation

Ya posteé el call for papers de esta conferencia, Hard Science? Sex, Science and Technology >>>, hace unos meses. Envié mi paper sobre chat roulette y, oh, qué alegría, me lo admitieron. Pero cual sería mi sorpresa al enterarme de que no solo no me pagaban absolutamente nada, ni hotel, ni viaje, ni ná, sino que además debía pagar una fee para poder tener el honor de leer mi conferencia. Lo que me faltaba. Menudo cabreo me pillé.

UK es lo más. Es común ver ofertas de trabajo en centros de arte y demás en los que se explican todos los requisitos que se necesitan para cubrir el puesto, así como las que serían tus responsabilidades, etc, para al final encontrarte con un detalle curioso sobre el sueldo: no existe. Como mucho te pagan el transporte. Y da las gracias. Y empapaté de honor si te cojen.

Está claro que es lo próximo: pagar para trabajar.
Tú ganas prestigio. Y comes aire.

11 Comments
  • Diego
    Posted at 19:25h, 11 septiembre

    Pérfidos.
    Bueno, yo soy investigador en una universidad pública y al paso que vamos parece que también tendremos que pagar por trabajar, la progresión de los sueldos y becas se asemeja bastante a la línea dibujada en una meada masculina que se precipita cada vez más verticalmente sobre el charco.

  • cata
    Posted at 20:17h, 11 septiembre

    lo de pagar por trabajar ya existe acá en chile:
    http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2011/01/20/el-chile-b-pagar-por-trabajar/
    y sobre lo otro, cada vez que voy a una conferencia me toca lo mismo: conseguirme financiamiento por mi cuenta para llegar hasta allá, agenciarme dónde dormir y qué comer. y claro, además pagarles la inscripción por ir a leer a su bendito encuentro. así las cosas

  • cati
    Posted at 22:26h, 11 septiembre

    comer aire???????????? y tu que sabes lo que es comer aire si siempre has vivido en un continente con abundancia , en europa la gente no se muere de hambre. Cuando lei “el posporno era eso” me paso lo mismo que cuando vi el documental ” mi sexualidad es una creacion artistica” : definitivamente estos primermundistas no tienen idea de lo que pasa fuera de sus continentes.

  • Diego
    Posted at 00:13h, 12 septiembre

    Cati, eso díselo a las miles de familias que hacen cola cada día para comer en cáritas o a las que hay que llevar comida en la calle, sí, en la calle porque les han embargado la casa. Si no te pagan por tu trabajo no te queda otra, “comer aire” es una expresión nada más, pero en este continente primermundista hay mucha gente viviendo en la inmundicia, aunque no salgan en los periódicos. Claro que tú, yo, ella y ellos sí que podemos comer, por eso tenemos hasta para tener internet.

  • cati
    Posted at 11:48h, 12 septiembre

    Lo se , tengo familiares que hicieron fila para comer y vivieron así varios meses en europa. Pero tu sabes que solo a los europeos los ayuda carita? los inmigrantes ilegales si que están en la situación de “comer aire”.
    Pero en todo caso nunca tuve la intención de dar un discurso lastimero, solo creo que seria interesante darle una vuelta a ese tema.
    En chile la gente tampoco es que se muera de hambre como en áfrica, pero dedicarse al arte sigue siendo un lujo. Por eso me pareció ingenuo el comentario de la llopis , y pensé que su ingenuidad se debía quizás a que había nacido en un país primermundista.Pero bueno como dice Banksy “quizás el arte sea una broma”

  • Isma
    Posted at 12:21h, 12 septiembre

    Hola Cati,
    de lo que habla “la Llopis es de un tendencia en determinados organismos culturales y laborales que utilizan especialmente jóvenes. No me parece victimismo, en un blog como este es lógico aludir a las problemáticas laborales. Creo que lo que María sugiere es un boikot a este tipo de empresas o organismos públicos. De modo que no entiendo muy bien tu aportación. Y que pasa si no saben lo que pasa fuera de su continente. ¿Hay algún problema si la gente trabaja con lo que sucede en los entornos donde vive? ¿Que tiene eso de malo?
    la anécdota que postea María no se reduce al mundo del arte, hay agencias que cobran por tener el curriculum disponible en su base de datos sin asegurar el trabajo, editoriales que cobran por publicar, trabajos en prácticas camuflados como cursos de pago etc. Si es posible, no colaboraremos con estas empresas en absoluto. Son estafas y como tal lo mejor es difundirlas para que no sigan engañando a más gente.

  • cati
    Posted at 14:28h, 12 septiembre

    Yo no he dicho que esta mal, no va conmigo, no estoy defendiendo ningún dogma ni nada por el estilo.
    Cada uno trabaja y lucha por lo que se ajuste a sus conveniencias e intereses.
    Lo que escribí lo hice sin ningún tipo de filtro intelectual solo guiada por las emociones, simplemente es lo que me provocó la expresión “comer aire” (que me pareció mas interesante que el tema principal) , a fin de cuenta esto es un blog vivimos en una sociedad globalizada e hipertecnologizada y Maria Llopis mezcla la intelectualidad y las emociones de manera encantadora, que mas da dejar un poco de viseras en un post.

  • Sayak
    Posted at 00:39h, 13 septiembre

    “Tú ganas prestigio. Y comes aire.” Estoy pensando en esta maravillosa y clarificadora frase de María, en cómo el capitalismo postfordista quiere conformarnos con valor simbólico mientras nos explota y precariza. La precariedad es un problema g-local, que no se nos olvide que la única cosa en la que la globalización nos esta “igualando” tanto en el primer como en el tercer mundo es este devenir [email protected]

  • Alberto Pérez Pérez-Duque
    Posted at 17:50h, 14 septiembre

    @sayak:
    Las condiciones de mierda no son nuevas, ni postmodernas, ni globalizadoras. Son simplemente condiciones de mierda, que muchos espabilados llevan usando décadas por todo el mundo.
    Tengo tebeos de los 70 de los Freak Brothers donde ya se hace risa sobre este mismo tema.
    Pero sí: si no pagan ni los gastos, QUE LES FOCKEN!

  • Diana
    Posted at 22:19h, 20 septiembre

    Helen y yo también queríamos hacer algo en esto pero nos leímos las bases antes de empezar el trabajo, obteniendo como sorpresa esa misma respuesta.

    Nos pareció increíble que para una conferencia en el único lugar del mundo que NO ESTÁ EN CRISIS, un lugar con la moneda más poderosa, todo tuviera que ser de ese modo tan asqueroso y rastrero…

    Que les follen, dijimos, que se jodan, por seguro su maldita conferencia sera una cagarruta de cabra.

    mil besos desde mi barcelona recién aterrizada!
    Diana

  • Marisol Salanova
    Posted at 23:58h, 25 septiembre

    No había leído esta entrada hasta ahora y me gustaría comentar que no estoy de acuerdo con lo que se dice respecto al encuentro concreto celebrado en Brighton.

    El fee que se pagaba servía para comprar la comida, bebida y cena de esa jornada, a compartir entre todxs y repartir lo sobrante. Además, el que podía aportar más porque viajaba con algún tipo de ayuda, aportaba más, y el que no, aportaba menos. Mi aporte fue de dieciocho euros al cambio. Es lo que gasté allí en comida y prácticamente lo mismo que el billete de avión.

    El grupo de investigación contaba con presupuesto cero para organizar el evento, así que no podían cubrir los gastos de los ponentes, sí, pero todo el mundo allí te ofrecía su casa o hueco en el bed&breakfast de un conocido, al menos esa fue mi experiencia.

    Intercambiamos impresiones, opiniones, bibliografía, links e ideas sobre transfeminismo, transgénero y teoría queer, buscando estrategias para combatir la heteronormatividad y la patologización tran.

    El grupo de investigación queer de Brighton, que no sólo está formado por teóricxs sino también por artistas, tiene las mismas ganas de hacer cosas, la misma rabia y la misma energía positiva que tenéis, por ejemplo, María y Diana (yo iba con vuestros libros en la mano, por cierto, planteando que hace falta que se traduzcan ya).

    El encuentro no pretendía “dar prestigio” ni nada por el estilo sino que fue realmente una puesta al día entre grupos que estudian sobre estos temas en distintos puntos geográficos y las propuestas activistas que se van llevando a cabo aquí y allá.

    Repito: no había un duro, sólo se disponía de unas aulas cedidas por la universidad (a las que teníamos que acceder con un código de barras sí o sí porque el sistema de seguridad allí es bastante demencial), no era un congreso institucional como estáis planteando, es una reunión anual que celebra el grupo invitando a participar a quien quiera unirse, lo llevan haciendo cinco años, en diferentes espacios, y jamás han recibido ayuda económica de ningún tipo.

    Sé que trabajar en torno a cuestiones que son antisistema desde el interior de un edificio institucional puede sonar paradójico, pero los muros más gruesos se dinamitan desde dentro.