Make love not porn, de Cindy Gallop

Make love not porn, de Cindy Gallop

No puedo evitarlo pero la señora me cae bien. Aunque no entiendo lo de que la culpa de todo la tiene la pornografía hardcore. ¿Qué tiene de malo el hardcore? El softcore también se alimenta de prejuicios en torno a la sexualidad.

Es verdad que el porno funciona como clases magistrales de sexo. Quién no se ha encontrado con hombres con estudios y un mínimo raciocinio que pretenden que te corras sin la estimulación del clítoris. La única explicación posible, apunta Cindy, es la influencia del porno mainstream. Especialmente del hardcore.

En fin, que Cindy Gallop y su Make Love Not Porn podría ser un buen comienzo para un proyecto de postporno. De alguna forma.

Gracias Pedro F. Pardo.

1Comment
  • Alberto Pérez
    Posted at 00:31h, 07 Diciembre

    @ admin: “Quién no se ha encontrado con hombres con estudios y un mínimo raciocinio…”

    E imagino que con una experiencia sexual también mínima, ¿no?