El teléfono de María Llopis

El teléfono de María Llopis

Buceando por las estadísticas de mi blog, me sorprendo por un número notable de visitas desde Mala Pecora.

Mala Pecora es el blog de Slavina, una pornógrafa nata que se retiró de la escena barcelonesa durante algún tiempo para parir, criar y amamantar a una pequeña y deliciosa criatura que debe medir ya metro y medio. Yo no sé nada de ninguna de las dos desde hace meses, porque Silvia me borró de su FaceBook antes del verano. De su FaceBook y de su vida, se entiende. Los motivos: le di plantón en Roma. Silvia comisariaba una sección del LadyFest Roma y yo estaba entre las invitadas.

¿Por qué no cogí ese avión? Hay muchos motivos, pero el primero y principal es que un par de días antes una amiga común con la que compartíamos viaje y festival tuvo un ataque psicótico del que yo fui objeto. He vivido cientos de ataques psicóticos en mi vida, mi madre era una mujer esquizofrénica, y sé lo que son, y sé que no quiero más, que ya tuve suficientes, y me da igual todo y todos pero nada puede justificar que yo sirva de carne de cañón otra vez.

Miserias. El caso es que Mala Pecora publica en su blog una entrada solicitando ayuda con el diseño de su plantilla, fascinante tema, por cierto. A cambio ofrece material pornográfico y postpornográfico, conocimientos de final cut, lindezas varias y el teléfono de María Llopis. ¿El teléfono de María Llopis?

Si esta persona fuera mi amiga hubiera pensado que se trataba de un chiste gracioso y me sentiría alagada. Pero esta persona me ha echado de su vida, sin ni siquiera hablar conmigo, así que debe de estar muuuy cabreada. ¿Es esto un insulto? ¿Un intento de acercamiento? Mi hermano dice que me está llamando guarra y punto. Considerémoslo insulto o piropo, tengo mis dudas. En cualquier caso, me pregunto: ¿quién puede tener interés en tener mi número de teléfono?

Aunque la cuestión que realmente me preocupa es la del odio de las mujeres hacia mi persona. Necesito ambas manos para contar a las mujeres con las que he tenido una relación de amistad más o menos cercana y en la actualidad ni me saludan. Este verano me leyeron el árbol de mi Cábala y lo primero que me dijo mi pitonisa particular es que en mi vida habría mucha envidia por parte de las mujeres. Y que ello llevaría al odio. Es raro sentirse odiado. Es tan pasivo. Y tan culpable: ¿qué he hecho mal? Porque los motivos que la razón expone son confusos y nunca tienen mucho sentido. Miserias.

Ódienme, sean bienvenidas.

28 Comments
  • ana elena pena
    Posted at 21:54h, 11 noviembre

    Es un tema muy manido el de la rivalidad entre mujeres…El caso es que tú haces «porno», cosas que se salen fuera de la común y están relacionadas con el sexo, y además eres tirando a hetero…por lo que pueden ver en tí una especie de «competencia desleal».
    Si piensas que en general las mujeres te odian, tienes un problema, o una paranoia. Algo va mal…porque entre mujeres también hay mucha complicidad y mucho cariño y solidaridad. Yo lo veo así. Y sabes que te aprecio y te quiero con tus virtudes y defectos. Pero yo juego en la liga de las antivedettes y estoy más cercana a ellas que a ellos, entre otras cosas porque me tomo a mí misma a cuchufleta. No soy rival, soy bufona. Tú en cambio eres objeto de deseo de ambos sexos, hablas abiertamente de tus vivencias íntimas… Esto no es plato de gusto para muchas.
    De todos modos, a ver si saco algo en claro de esta historia, que acabo de leer tu parte y no la otra. Un besote, nena. Que yo no te odio, ¿eh? XD

  • kike
    Posted at 22:39h, 11 noviembre

    Me gusta leer palabras sinceras, me reconforta.
    En general, me gusta leer lo que escribes.

    A mí nunca se me olvidará cuando me di cuenta que lo contrario del amor no es el odio, si no la indiferencia.

  • admin
    Posted at 10:51h, 12 noviembre

    Aaayy Ana Elena, la verdad es que también tengo muy buenas amigas, pero a los hechos me remito, también tengo un surtido número de ex-amigas-odiadoras. En fin.

    Besos, besos, besos.

  • versae
    Posted at 10:56h, 12 noviembre

    Me ha encantado el corolario final. Igual es la mejor actitud ante «miseras» así.

  • Alberto Pérez
    Posted at 11:25h, 12 noviembre

    No intentes darle vueltas. Las mujeres os odiáis entre vosotras. A veces rabiosamente, y muchas veces sin mas motivo que ‘hoy quiero matar y me pillas cerca’. Lo veo en mis amigas, y ellas no hacen nada de lo que haces tú.

    En algún otro post he defendido mi teoría (infundada, pero irrebatible) de que todo el mundo es misógino, pero las mujeres más que nadie.

    Es un comentario misógino, vale. Pero es que yo soy moderadamente misógino.

  • admin
    Posted at 12:44h, 12 noviembre

    Menudo piquito de oro que tienes Alberto Pérez… hay muchos mundos, algunos muy muy chiquitos, pero los hay, yo los vi, yo estuve ahí.

  • ana elena pena
    Posted at 14:39h, 12 noviembre

    Pues vaya amigas tienes, Alberto. No creo para nada que sea así, lo que está claro es que hay diferentes tipos de mujeres, por lo que se generan discrepancias. Lo mismo pasa con los hombres. Que aunque no os burleis de cartucheras ajenas, teneis vuestras propias armas para derrotar al «enemigo». Y sois igual de cotillas. Una de las formas sutiles de agresión masculina es poner en entredicho la profesionalidad de otro hombre, su honestidad u honorabilidad, restarle méritos de todo tipo, o tacharlo de cornudo, perdedor, trepa o gilipollas. Sin embargo nosotras apenas pasamos de unos tontos comentarios maliciosos sin mayor importancia (la mayoría de las veces)

  • Alter Higa
    Posted at 16:19h, 12 noviembre

    Vaya…que me encuentro al Sr. Pérez por aquí. Lo conozco bastante…). Eso que dices, queda bien para ciertas tertulias. ¿Misoginia moderada?, jajajaja. No generalices.Las mujeres no nos odiamos, quizá mostremos comportamientos muy arbitrarios, atados a ciertos biorritmos. Estoy de acuerdo con Elena, también las mujeres alcanzamos cotas de complicidad muy profundas. La rivalidad no tiene sexo..aunque se manifieste de forma diferente según educación y cultura.
    Y aqui veo una historia de resentimiento…por los motivos que sean, parecen no hablados.
    Y una feaa conclusión: el telefono es algo privado, mientras no se haga público por la interesada.
    Son ganas de hacer daño.
    Saludos.

  • Alter Higa
    Posted at 16:41h, 12 noviembre

    Por la parte que me toca, Elena, te diré que Alberto tiene muchas y muy variopintas amigas; entre las que me encuentro. Discrepo muchas veces de sus opiniones – otras, no- . Supongo que sus conclusiones vendrán de su propia experiencia vital – que es cercana a las mujeres…pero que necesariamente no tienen por qué ser sus amigas….-.
    Me ha gustado cómo has ilustrado el modo en que los hombres canalizan su rivalidad.

    Un saludo.)

  • inés
    Posted at 17:39h, 12 noviembre

    A mi parecer la práctica del porno otorga libertad en un tema tabú como es el sexo y eso trasciende. A la vez las personas libres provocan mucha envidia, en especial si son mujeres…
    porque las personas libres son personas deseantes, y eso al sistema y a muchxs que tienen interiorizado ese «orden» les parece peligroso e inalcanzable para su propia existencia.

  • admin
    Posted at 18:33h, 12 noviembre

    Inés, sabias palabras.

    Y chicos y chicas, algo que aprendí en la militancia queer: Los fundamentos de la sociedad heteropatriarcal en la que vivimos son tres. El primero, mujer y mujer: competencia. El segundo, mujer y hombre: sexo y reproducción. Tercero y último: hombre y hombre: solidaridad.

    La sociedad en la que vivimos es sexista y heteropatriarcal. Sí o sí. ¿Podemos cambiarlo? Tal vez. ¿Se hacen avances? Sin duda, pero esto es lo que hay.
    Esa supuesta rivalidad entre mujeres es un problema cultural y social, no creo que sea inherente al ser humano.

    En fin. Si alguien quiere mi número de teléfono sólo tiene que escribirme un mail.

  • ana elena pena
    Posted at 21:28h, 12 noviembre

    En efecto la rivalidad no es cuestión de sexo. Cada uno rivaliza en la esfera que domina. Como la política, terreno masculino…hombres luchando por el poder elucubrando distintas artimañas. Y en un mundo consumista donde la mujer tiene que ser joven y bella a jornada completa….., pues tendrán que hacer lo propio, ¿no? Nos obligan a rivalizar, en cierto modo, todo lo que nos rodea…no se si me explico. María, pásate por mi blog y lee el post de «Avaricia por la silicona» y así me entenderás mejor. Que hoy estoy espesa espesa….

  • slavina
    Posted at 23:18h, 12 noviembre

    ay piensaba de estar solo en el blog del cotilleo, donde te habia contestado asi’:
    maria, el odio es tan cansado… y yo tengo tan poco tiempo que no puedo malgastarlo con pensamientos negativos. asi’ que lo siento, pero no te odio. he dejado de piensarte, esta es la verdad, aunque lea tu blog de vez en cuando (este no, el post me lo señalo’ un amico cotilla :)
    con la gente que se porta mal conmigo tengo la costumbre de cortar lazos, sobretodo si me doy cuenta que las personas en cuestion me toman el pelo o no se dan cuenta de lo que hacen. con l@s primer@s no tengo paciencia e de l@s segund@s desconfio (si me la has metido en el culo sin mi consentimientto una vez y te parece normal, volveras a hacerlo, entonces porque’ seguir?)
    ya tengo una edad y algunos poquitos elementos de supervivencia los he aprendido y los practico.
    piensaba escribirte un comentario acido cuanto tu nota, pero no, al final no me sale, prefiero explicarme con una sonrisa.
    te digo tambien que he puesto tu nombre porque’ eres la conocida mas guapa y blogomana que tengo – si hubiera tenido el numero de dadanoias, habria ofrecido aquello.
    ademas por lo que te conozco te gusta ver publicado tu nombre por todos lados, tu web lleva tu proprio nombre ;)
    y ya sta.
    te aconsejo como ex amiga en dejar de piensar en la supuesta envidia de las mujeres, dejate de pitonisas y chorradas new age y reflexiona un poco sobre lo que haces tu. en cuanto te implicas, lo que pides y lo que das.
    podrias descubrir universos que ahora un cierto victimismo obscura.
    un saludo

    (ah, si te molesta leer tu nombre en mi modesta bitacora lo borrare’, as you prefer, tell me tell me)
    ———————————-
    he leido sumariamente los comentarios y me parece que de un pedo se hace terremoto (…)
    no iba a dar tu numero a ninguno sin tu consentimiento – de hecho hoy piensaba darselo a un escritor italiano que me hizo una entrevista pero piense’ que quiza’ era mejor informarte antes (que ridicula la vida, eh? y que envidia tengo tia, me devora!)

    y de lo demas no hablo porque’ las puntualizaciones no sirven de nada.

    … y lo siento, pero me hace gracia que te haya regalado nuevo material para hacerte la victima, jo :)

    ps: anaelena, la proxima vez que me encuentro en apuros puedo promitir tu numero?

  • Alberto Pérez
    Posted at 10:32h, 13 noviembre

    @ Admin:
    «Menudo piquito de oro que tienes Alberto Pérez»
    Oh, vale, soy un poco exagerado, y todas las generalizaciones mienten. Pero ahora en serio: los odios más furibundos y arbitrarios los he visto entre mujeres.

    @ Ana Elena:
    El post sobre silicona está muy bien. Todas las mujeres operadas que conozco lo han hecho para destacar sobre sus amigas o para no ser la única no operada.

  • ana elena pena
    Posted at 11:37h, 13 noviembre

    -Slavina: aysss, cuidado a quién le das mi número :-D, que hay mucho perturbado/a. En todo caso me fío.
    -María: Creo que deberías haber hablado directamente con Slavina antes de postear esto. Aunque así has alimentado el morbo de los curiosones leyentes, pornografía sentimental, de eso se trata ¿no? Quiero pensar que simplemente estás pasando por una mala racha y te lo tomas todo a la tremenda. Pero bueno, eres así y a la gente hay que quererla tal y como es, por eso se te disculpa.
    Alberto. gracias por tu comment. A veces me siento mal por haber posteado el post de la silicona pensando si alguna se lo tomaría a mal. Pero curiosamente no he recibido anónimos rabiosos ni nada de eso. El primer paso para la curación es reconocer que una está enferma. Y esto es aplicable a todo: drogas, trastornos de la alimentación, dismorfofobias, paranoias, victimismos y otros demonios con los que tenemos que lidiar y que tenemos que exorcizar. Para nuestro bienestar y el de los demás.

  • tinapaterson
    Posted at 12:56h, 13 noviembre

    jaja
    ¡Qué peña más chunga!

    Pero si, se puede establecer una fórmula general: la envidia produce reciprocamente tanto odio en relación a la mediocridad del envidioso. Es decir, tanto odio = tanta mediocridad.

    jaja

  • ugo
    Posted at 16:38h, 13 noviembre

    bueno…
    a ver…
    creo de ser uno de los que pasaron a tu blog desde el enlace de Silvia, y además (así que contesto también a tu pregunta) alguien que esté interesado a tu numero! :-))
    pero, si entendieras muy bien el italiano y hubieras leído los comentarios, te habriás dado cuenta de la forma chistosa en la que Silvia puso todo el tema! Si todavía no estás satisfecha de la explicación de la mismisima Slavina, y/o por si quieras traducciones de algo, escribame (al mail que dejé para publicar esto).
    …aunqué tienga poca verguenza, no soy tan descarado… :-)

  • Diana
    Posted at 18:27h, 13 noviembre

    Nenas, joder, haya paz coño que estamos todas en la misma barricada.

    A los imbéciles que piensan que las mujeres nos odiamos de forma natural que pregunten a la Historia (sí, con mayúsculas) quiénes inventaron las guerras.

    Slavina es una mujer excelente y María también lo es. Lo del número de María la verdad es que no lo comprendo, parece más una broma que otra cosa, aunque quizás un poco salida de madre, según cuenta María.

    No creo que el odio sea la tónica general entre nosotras, quizás la paranoia pueda serlo en ocasiones puntuales, pero no es nada que no se pueda solucionar hablando, coño!

    Igualmente no me hace ninguna gracia que pasen estas cosas, si nosotras no estamos unidas cómo podemos pretender cambiar algo?

    Un beso

  • admin
    Posted at 21:08h, 13 noviembre

    A mí me parece muy gracioso que se venda mi número de teléfono al mejor postor!
    Lo que me da que pensar es que lo haga una persona que no me habla porque está enfadada conmigo.
    Y lo que de verdad me preocupa es la larga lista de mujeres que me han retirado el saludo. Empezó con Mambo en el 2007
    http://girlswholikeporno.com/2007/02/19/hay-tantas-maneras-de-violarnos-capitulo-5/
    Siguió con mi partenaire en Girlswholikeporno y la cosa no paró ahí. Así que realmente debo ser yo el problema.
    Elementos a considerar: no puedo evitar relacionar esto con el éxito profesional/social, a lo mejor no en el caso concreto que comento en este post pero sí en otros. La cosa empezó cuando GWLP empezó a ir bien. Y no puedo evitar darme cuenta de que se trata sólo de mujeres.

    Todo esto me da que pensar y me preocupa. Y mucho. Aunque tal vez no haya nada malo ni en la sociedad ni en esas mujeres: el problema debe de ser que yo soy una grandísima hija de puta y no lo asumo.
    No sé, tengo que pensar más sobre esto. Pero por favor, ciñámosnos al tema.

  • admin
    Posted at 21:24h, 13 noviembre

    Tema para otro post: la ira de las ex de mi pareja hacia mi persona. Mujeres a las que no conozco, o a penas, y que me hacen llegar un odio alucinante a través de mails, cartas o mensajes en el FaceBook. De alguna manera consiguen mi contacto para enviarme sus amorosos mensajes. Mujeres con las que nunca he hablado!!! Es que de verdad me vuelvo loca con este tema. Yo seré una desgraciada pero ese odio no sé de donde viene. En fin. Qué bonito es postear.

  • ana elena pena
    Posted at 21:27h, 13 noviembre

    ¿insinúas que el éxito va asociado a la envidia sistemática de amigas/compañeras? :-p
    Creo que dejas el tema a medias, nadie sabe por qué os separasteis Águeda y tú, nunca diste explicaciones. De lo que se montó por lo de la violación y tal, la verdad es que leí algo pero al final acabé haciéndome un lío y sin enterarme de nada, entre unas y otras.
    No creo que Slavina obrara de mala fe, hizo una picardía, pero no le des más importancia.
    Por otro lado, cuando elegimos un camino «diferente», hay que tener mucha sensibilidad y mucho tacto para tratar con según qué personas. Y aceptar las consecuencias….No puedes pretender hacer pornografía, tener libertad para acostarte con unos/as y otros y tener un novio que te guarde la casa y te sea fiel (y ya sabes a qué me refiero, que alguna vez hemos hablado de esto). Y teniendo ese estilo de vida (muy respetable), debes entender que otras mujeres recelen de tí.

  • admin
    Posted at 21:56h, 13 noviembre

    No no no, ya lo he entendido Ana Elena, he visto la luz!!!
    Tengo que aceptar que las relaciones de amistad tienen un principio y un final, que unas personas pueden estar muy cerca y luego muy lejos, que hay que salirse de esa ridícula cancioncilla de «amigas para siempre».
    Y si acepto que así es, que las relaciones tienen fecha de caducidad, podré tal vez ponerles fin yo misma, cuando se lo veo, porque debo admitir que he visto el fin siempre antes de que sucediera.
    Y si les pongo fin yo misma, me evito que la cosa degenere, y que sea la otra persona la que se vea obligada a hacerlo, para luego venir yo con la cancioncilla de «pobre de mí, fulanita ya no me habla».
    Así que menos hacerme la víctima y más valor, más coger al toro por los cuernos, mandar a la mierda a quien haga falta, cuando haga falta, en vez de esta actitud lastimera, cobarde y victimista de la que me cuesta tanto librarme.
    La psicoterapia sirve para algo, os lo aseguro.
    Gracias a todos por vuestra sincera aportación al tema …y perdona Slavina, por putearte para que me echaras de tu vida. En el fondo estamos mejor así, y las dos lo sabemos.

  • ana elena pena
    Posted at 22:43h, 13 noviembre

    Ay, María, la psicoterapia no te está sirviendo de nada si para tí la amistad es «o todo o nada». De ser amiga no tienes que pasar a ser enemiga necesariamente. La amistad con una persona puede tener sus puntos más álgidos y luego decaer por circunstancias diversas. Porque la vida es así, pero el no ser «superamiga inseparable» no quiere decir que no se pueda tener una relación cordial. :-)
    Y lo de las novias,o ex novias de tus ex….pues mira, si eres la típica ex acaparadora (como veo que dices en otro post), pues es lógico que estén molestas ¿no? Aunque si són «ex» ¿por qué iban a estarlo?¿porque te metiste enmedio? Entonces tb entiendo esa actitud.
    Mira, te pongo un ejemplo, yo se que la actual novia de mi ex me tiene muchos celos, y por respeto a ella me cuido mucho de quedar con él y de intentar seguir siendo su «mejoramigavamosdecopasydefiestayloquesurja». Primero, porque él me puede malinterpretar, y segundo, porque me pongo en el lugar de la chica y entiendo que le pueda molestar. Esto no es cuestión de ser más o menos liberal. Es una cuestión de respeto.
    Que yo se que ella se pueda poner nerviosa porque hago esto y hago lo otro, pero una cosa es el espectáculo, y otra muy distinto el mundo de los afectos. Y tú debes de saber separar lo profesional de lo personal. Porque el mundo real está compuesto de personas reales que sufren, al igual que tú, y que sufren por culpa de personas que son como tú. No te lo digo para que te lo tomes a mal, pero, si de verdad es tan buena esa terapeuta, que te haga llegar a la raíz de las cosas. Y que, en vez de darte respuestas, te haga plantearte preguntas.

  • ana elena pena
    Posted at 22:49h, 13 noviembre

    bueno, ahora que lo releo, te refieres a las ex de tu actual pareja…mmm….no se, chica…necesitaría introducir más datos en mi oráculo del amor X-D. Quizá sean simplemente desequilibradas…y entonces puede que él también lo sea, porque tú también lo eres y los trastornados se atraen entre sí (lo digo porque te lo dices tú misma, ¿eh? :-D!

  • admin
    Posted at 09:59h, 14 noviembre

    Sobre las ex-novias psicóticas, Marta Peirano:

    «Propia, ajena y colindante, la ex que se planta en el estudio a las dos de la mañana con la intencion poco amistosa de clavarme un boli en el ojo es el pan nuestro de cada dia en la, por otra parte, sencilla vida de una servidora. Hoy, concretamente, griterio en la escalera y exterminio consciente del hardware de la casa -que me jode casi mas que el akelarre de trapos o muebles asociados. Será justicia divina: cuanto mas lindo es mi hombre, más chiflada esta su ex-novia. Yo tuve tanta suerte con los ex-novios que me cayeron en gracia que solo uno me salio rana y el oficial, como debe ser, es el San Jorge de mi existencia. Y la unica ex-novia oficial que tengo en plantilla dejo de hablarme hace más de ocho años. Cosa que le agradezco. »

    Leer el post al completo en:
    http://www.lapetiteclaudine.com/archives/001833.html

  • tinapaterson
    Posted at 11:34h, 14 noviembre

    Nosotros hace tiempo vivimos una situación similar, una especie de caza de brujas, donde se nos insultó y llamó farsantes por entre todo nuestro grupo de «amigas», la cosa terminó aún peor, con un rollo de una noche que volvió a acabar como el rosario de la aurora. Mujeres (y hombres) manipuladores y neuróticos hay un montón.

    Para mi, la clave aquí, superado el trauma de estas ofensivas dementes o de amantes «agraviadas/despechadas» es como se propaga el odio en la re de amigos. Como nuestro mundo sigue siendo gregario, como las amistades son nuestros peores enemigos, por no tener (o no poder tener) criterio propio antes la opinión de otra. MI criterio, es no meterme con nadie,e intentar hacer feliz a todo el mundo. Claro, no se puede. Pero debo de ser culpable por ello.

    Basta de egoismo, y más nivel cultural.

  • ana elena pena
    Posted at 12:17h, 14 noviembre

    Ay, María, pues pinta muy bien lo de las ex-novias psicóticas!! A ver si abres un post sobre ello! :-)
    un beso y que pases un finde relajadito:::

  • Ismael Llopis
    Posted at 13:44h, 20 noviembre

    Llamadme Ismael,
    soy hermano de Maria Llopis. Quisiera introducir algunas ideas a este debate. Hace algunos años cursaba estudios de Derecho en Universitat Jaume I de Castelló: Era una universidad muy joven, y el cuadro de profesores era muy irregular. Uno de los mejores era el profesor Yago Urios, este profesor impartía Derecho internacional público, y provenía de la carrera diplomática. Algun tiempo después de estar en la universidad propuso una asignatura que fue aceptada y tuvo un gran éxito de asistencia. Esta asignatura tenia un nombre muy curuioso: «Negociación y Debate». En esta asignatura, que me resultó fascinante, nos enseñaba incluso conceptos tan variados como la proxémica. Pero en lo mas básico nos dió a leer «El arte de tener razón» de Schopenhauer. En él se habla de las técnicas para logra convencer a un auditorio tanto reducido como extenso. Este libro comienza exponiendo todas las técnicas de manera acrítica para finalmente sugerirnos las mas apropiadas o limpias para un sano intercanvio de ideas que pueda ser fructifero para las partes enfrentadas. Efectivamente hay un montón de técnicas sucias o agresivas para convencer o tener «razón». Una de las mas esencias no es otra que el ataque personal. Una persona dice A, y la otra en conflicto no dice nada sobre A, nos dice unicamente esta persona no es digna de confianza,así el debate pasa desde A, hacia otra cosa la dignidad de la persona que dijo A.
    Quizás os preguntaís por qué este chico nos suelta este rollo repollo.
    ¿Es apropiado que hayan llegado muchas visitas a este blog desde Mala Pécora porque esta refiera de alguna manera que Maria es una mujer atractiva?
    Lo que parece es que estas dos mujeres tuvieron una relación de amistad que ahora ha desaparecido, y el blog de Slavina aparece como posible beneficiario por prestarle una ayuda la obtención del teléfono de Maria Llopis. Qué puede estar queriendo decir exactamente con esta referencia a Maria?

    En principio que a Slavina Maria le pueda parecer deseable sexualmente a otras personas, cosa que puede incentivar a otros a ayudarla. Os parece apropiado este comentario de Slavina sobre Maria, que ya no es amiga suya? En mi opinión este comentario sin añadir nada más sobre Maria es una reducción de una artista con un trabajo complejo, que te puede gustar más o menos, a en lo que en mi pueblo se llama un buen chochete.

    El debate que nacía de lo particular a lo general, ha vuelto de nuevo a lo particular.

    Utilizan las mujeres técnicas propias del patriarcado, como referencias a su cuerpo o a su ropa para desacreditarlas como personas que opinan y en este caso trabajan en el arte?

    Este parece un caso bastante claro.

    Únicamente sería aceptable esta referencia como broma o parodia. Parece difícil que una persona que ha cortado su relación con otra le envié una broma bienintencionada.