“El trastorno mental se trata de corazones rotos, no de cerebros rotos.”

“El trastorno mental se trata de corazones rotos, no de cerebros rotos.”

– Pero los padres erramos muy a menudo.

– Sí, claro, por eso hay tanto trastorno.

– …Un ejército de corazones rotos.

– Sí, una epidemia. Los padres copian lo que les han hecho a ellos, es una cadena interminable. Hay que intervenir y conseguir dar a los niños una base segura.

– ¿En qué consiste?

– En tratarlos de manera que sean interdependientes moderadamente e independientes moderadamente.

Me quedo con la frase “El trastorno mental se trata de corazones rotos, no de cerebros rotos”. Aquí estamos, arreglando corazones. Romper la cadena de maltrato, ese tema que tanto aparece en el libro de Maternidades Subversivas. Lee la entrevista al completo aquí>>>

Tags:
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.