Uncategorized

05 Ene Su madre es idiota

Es la una de la tarde. Estoy en la cama, acabo de despertarme. Apenas puedo abrir los ojos. En la mesita de noche hay un cenicero lleno de colillas, un ejemplar de “A este lado del paraíso” de Scott Fitzgerald y un condón usado. Tengo la boca pastosa. Me levanto y camino a tientas hasta el baño. Mis ojos tratan de evitar la luz que se cuela por la ventana. Me planto ante el espejo y… ¡¡¡Horror, soy Ray Loriga!!!

del post La Importancia de llamarse Ray, aquí a su disposición: el post entero, del último blog que he descubierto y que me ha gustado no sé muy bien por qué todavía: Mi Madre es Idiota.