Prensa

28 May “El feminismo debe trabajar la maternidad como experiencia de gozo”, dijo una servidora

Y va otra. Esta entrevista me la ha hecho Patricia Manrique para el periódico Diagonal. La fotografía que lo acompaña es Simbiosis, de la serie Las cuatro estaciones de Ana Álvarez-Errecalde.

Casilda Rodrigáñez es una de las pocas autoras que sitúa la represión y negación de la sexualidad de la mujer en la maternidad en el epicentro del sistema patriarcal. Explica muy bien la analogía entre violación (un coito doloroso, con miedo) y parto hospitalario medicalizado. Ambos son dos experiencias físicas de dolor y humillación, pero no tienen por qué ser así. Si follas con la persona que tú quieres, cuando y como tú quieras, probablemente sea una experiencia gozosa y a lo mejor hasta tienes un mega orgasmo. Pues con parir es igual. Si lo haces sin miedo, donde tú quieres y te sientes segura, y con quien tú quieres, a lo mejor tienes una buena experiencia. Yo la tuve.

holykrispies-anaelenapena

21 May ¿Nos imaginamos a una embarazada en una orgía?

Ilustración de Ana Elena Pena.

June Fernández, de Píkara magazine, me preguntó si me imaginaba a una embarazada en una orgía y escribí este artículo.

Porque los viejos clichés de que la maternidad está disociada del placer son eso, viejos clichés. Al fin y al cabo en la Inglaterra victoriana se consideraba que la mujer no tenía pulsión sexual. Ahora tenemos que acabar con el tabú que disocia maternidad y sexualidad. Desde el feminismo, ¿desde dónde si no?