Prensa

27 Oct En el sexo mandamiento

Artículo de Marta Molas sobre Maternidades Subversivas, publicado en el sexo mandamiento.

Maternidad: ¿un trabajo sexual?

Impacta en el libro el capítulo con Alicia Murillo. Esta intenta contrarrestar los problemas generados en una sociedad capitalista como la nuestra, entre ellos, la mala o nula remuneración de la maternidad y crianza por parte de quién se ocupe de las criaturas. Por ello, pide que la maternidad sea considerada trabajo sexual y, por ello, un trabajo pagado económicamente. Y da un paso más allá: si en un matrimonio, a veces uno da sexo a su compañero no por ganas o placer propio, sino por cuidar al otro, ¿este acto no debería ser pagado? Interesante reflexión y punto de vista sobre qué es y qué no es trabajo sexual.

27 Oct “Parir con dolor y placer, pero no con sufrimiento”

Me ha entrevistado la maravillosa Gabriela Wiener para La República (Perú). Podeís leer la entrevista aquí >>>

Hay otro tema importante en tu libro que es el de la crianza compartida. ¿Qué has aprendido sobre este tema en el proceso del libro?

Pues que es complejo, pero es que ¡también es complejo criar en pareja heterosexual normativa! La crianza pide multitudes, eso es un hecho. El padre de mi criatura y yo hemos hecho una asociación de crianza compartida. Hemos decidido que el tema de pareja romántica, pasional, etc. no nos interesa ahora, que la prioridad para ambos es criar juntos. No es que hayamos “abierto” la pareja, directamente la hemos abolido, y hemos optado por una relación de convivencia llena de amor y respeto pero sin las presiones que suponían para nosotros ser pareja sentimental. Yo creo que cada persona tiene que encontrar su forma de llevar la crianza, lo que le vaya bien a ella y a su criatura, no hay fórmulas establecidas.

28 May “El feminismo debe trabajar la maternidad como experiencia de gozo”, dijo una servidora

Y va otra. Esta entrevista me la ha hecho Patricia Manrique para el periódico Diagonal. La fotografía que lo acompaña es Simbiosis, de la serie Las cuatro estaciones de Ana Álvarez-Errecalde.

Casilda Rodrigáñez es una de las pocas autoras que sitúa la represión y negación de la sexualidad de la mujer en la maternidad en el epicentro del sistema patriarcal. Explica muy bien la analogía entre violación (un coito doloroso, con miedo) y parto hospitalario medicalizado. Ambos son dos experiencias físicas de dolor y humillación, pero no tienen por qué ser así. Si follas con la persona que tú quieres, cuando y como tú quieras, probablemente sea una experiencia gozosa y a lo mejor hasta tienes un mega orgasmo. Pues con parir es igual. Si lo haces sin miedo, donde tú quieres y te sientes segura, y con quien tú quieres, a lo mejor tienes una buena experiencia. Yo la tuve.

holykrispies-anaelenapena

21 May ¿Nos imaginamos a una embarazada en una orgía?

Ilustración de Ana Elena Pena.

June Fernández, de Píkara magazine, me preguntó si me imaginaba a una embarazada en una orgía y escribí este artículo.

Porque los viejos clichés de que la maternidad está disociada del placer son eso, viejos clichés. Al fin y al cabo en la Inglaterra victoriana se consideraba que la mujer no tenía pulsión sexual. Ahora tenemos que acabar con el tabú que disocia maternidad y sexualidad. Desde el feminismo, ¿desde dónde si no?