Pornografía mainstream

01 Nov La pornografía como una de las formas de la verdad.

No parece errado afirmar que la mayoría de los miembros de esta sociedad que no están activamente locos son, en el mejor de los casos, lunáticos reformados o potenciales. Pero, ¿acaso se presume que alguien deberá actuar sobre la base de este dato, o incluso deberá convivir auténticamente con él? Si tantas personas hacen equilibrios sobre el filo del asesinato, de la deshumanización, de la deformidad sexual y de la desesperación, y si nosotros debiéramos actuar guiándonos por ello, habría que aplicar una censura mucho más drástica que la que imaginarón jamás los indignados enemigos de la pornografía. Porque de ser así, no sólo la pornografía sino todas las formas del arte y del conocimiento serio -en otras palabras, todas las formas de la verdad- son sospechosas y peligrosas.

La imaginación pornográfica (dentro de Estilos Radicales) de Susan Sontag

25 Ene We are our own devil

Dios, entiendo a Georgina Spelvin perfectamente cuando habla de que no podía prostituirse porque no conseguía excitarse, y que sin embargo, enfrente de la cámara, no había ningún problema… Me siento aliviada.
Este es el último vídeo de Massive Attack, un mini documental sobre la estrella del porno Georgina Spelvin, prota de pelis como The Devil in Miss Jones, clásico entre los clásicos, que por cierto no he visto todavía. Pero me encanta la Georgina con el pelo blanco, está preciosa.

09 Ene “Desea todo, espera nada” Raoul Vaneigem

Misuser Media Series 1.1 / Extreme Art Porno Videostock

“Pagar por sexo y pagar por obras de arte, comprar sexo y comprar arte, sexo que paga el arte, arte que paga el sexo; pocas combinatorias cuajan tan bien en nuestro mundo; pornografía que da cuenta de la excitación que produce el sometimiento, dinero para cumplir el sometimiento deseado o deseo de poder someter, dinero para poder someter; escenificación de la violencia y violencia escenificada como pornografía:

El cadaver de un criminal dejado en ropa interior por el ejército, adornado con billetes ensangrentados, excitación producida a tal nivel que ninguna teta, pene o nalgas en una revista pueden igualar, mensaje explícito que se desdobla inerte una vez que es recibido, como las imágenes pornográficas, destinadas a la soledad del ser que suplanta el placer por la representación del sexo, dejando insensible y también bastante parecido al cuerpo muerto, el cuerpo descargado en el orgasmo solitario: frío pseudo post-coital que se repone poco a poco hasta que vuelve a desear su objeto, deseo de objeto pero que sea imaginario y esté cotizado, deseo de pagar para desvirtuar el objeto con el poder de la compra y hacerse uno con ello, por ende deseo de ser comprado, deseo de reproducir al infinito las relaciones de sometimiento, placer de ver el mundo sojuzgado e identificarse plenamente con el rebajamiento a objeto, pagar el precio de nuestra propia objetualidad sometida y cotizada, cotizarnos para poder ser sometidos bien y bonito, bien rico…”

Fragmento del texto escrito por Ángel Sánchez Borges para la exposición Fríos y Calientes (arte y pornografía en el mundo sexualmente invertido) inaugurada el 30 de diciembre del 2009 en la Galería No Automático en Monterrey, México. Un proyecto curatorial de Sara López y Ángel Sánchez Borges.

13 Dic “Deslizamientos progresivos del placer”

Este el sugerente título de una de las películas del escritor y cineasta francés Robbe-Grillet. Me lo recomienda Valérie Tasso, y es uno de esos nombres que creo me han recomendado ya un par de veces personas que no recuerdo y en lugares que tampoco recuerdo.
Pido disculpas y me dispongo a enmendar mi error.

Hay un ciclo dedicado a él en la filmoteca de Valencia durante este mes de diciembre. Hasta el 23, día en el que programan la susodicha película. Si nada se interpone en mi camino, allí estaré.

Dijeron de él:
“Sus películas han sido exhibidas en muy pocas ocasiones pese a que han sido fuente de inspiración y debate para directores y teóricos cinematográficos, y han provocado controversias debido a la naturaleza inflexible de sus técnicas narrativas y su singular imaginería visual, provocativa y única, que en ocasiones podía beber a partes iguales del arte clásico y del sadomasoquismo.” >>>

Él dijo:
“Para mí, no hay ruptura entre la biografía y la ficción.” >>>

Esta frase me gusta. Creo que me va a gustar este señor.