Personal

25 Ene Porn is the new black

La última conferencia que di, la di en plena fase ovulatoria, y me frieron. Me frieron porque era un tema espinoso (hablarle de crianzas y maternidades a los queers siempre es problemático, por muy subsersivo que sea el enfoque) y porque yo estaba dulce, blandita y ovulante.

Mañana doy una conferencia en Berlin y estoy post ovulatoria y premenstrual, así que se van a enterar, los académicos alemanes, de un par de cosas. El tema esta vez es la pornografía hoy. Ayer, cuando pasábamos con el bus por una calle de Shoreditch, vimos una camiseta que resumía todo lo que hay que decir sobre el porno a día de hoy: Porn is the new black. That´s all I have to say. Porn is trendy now. And subversion is somewhere else.

El tema de las distintas fases mesntruales lo explica muy bien Erika Irusta en sus conferencias on line:

24 Jul Sumatra

Me voy a Sumatra en un par de días, voy a conocer a los Minangkabau, una sociedad matriarcal e islámica de 4 millones de personas, ahí es nada. El libro que tengo entre mis manos es Women at the Center: Life in a Modern Matriarchy, el libro que estoy leyendo ahora sobre ellos. Estoy curiosa.

En las sociedades matriarcales se prioriza la crianza. El matriarcado no es una inversión del patriarcado, igual que el feminismo no es lo contrario del machismo. Pero claro, al no encontrar una sociedad en la que las mujeres machacan a los hombres sistemáticamente, los antropólogos occidentales dicen que no, que no es un matriarcado, sino una sociedad matrilineal.

La autora de Women at the Center: Life in a Modern Matriarchy, aunque no me apasiona su perspectiva, defiende a los Minangkabau como sociedad matriarcal. Así se definen ellos mismos.

Yo luego me largo a Tailandia y no vuelvo hasta mediados de octubre, así que este blog estará oficialmente de vacaciones. Buen verano.

Atentamente,
María Llopis.

23 Jul Obviedades

Supongo que el hecho de que el abuelo de una amiga de la infancia me encerrara en el cuarto de baño para tocarme el clítoris cuando yo sólo tenía 5 años tendrá algo que ver con el hecho de que nunca me haya masturbado.

Claro. Mi mente infantil no entendía nada, pero relacionaba tocar esa parte de mi cuerpo con ese horrible señor.

Las cosas son tan obvias. El desgraciado me robó el placer de la masturbación.