Whatever

14 Nov En los cuatro primeros meses, todos los amores, o son grandes, o son calentón.

La fatal y lo fatal no son la misma cosa. Mi amigo Jesús me dijo una vez que las criaturas realmente fatales, las que realmente destruyen lo que tocan, son las que cambian a sabiendas un gran amor por uno pequeño, o por varias docenas de pequeños. Ese “a sabiendas”, pienso yo, es el punto de inflexión entre una cosa y la otra, siendo una “la fatal” y la otra, el resto de los mortales. Porque, en los cuatro primeros meses, todos los amores, o son grandes, o son calentón. Pero, en retrospectiva, todos los amores que no mueren de forma natural son grandes amores en potencia.

Lee el artículo al completo en La Petite Claudine.

Reflexiones de Marta sobre las relaciones, espléndida como siempre.
Pienso en el post que tengo pendiente sobre facebook, las relaciones sentimentales y los simulacros.

…y no dedica ocho horas al día a bucear por el facebook como un imbécil porque desde que se casó no deja de pensar en todas las mujeres con las que no lo hizo. Como si esto fuera un simulacro.

11 Nov El teléfono de María Llopis

Fotografía de Ismael Llopis.

Buceando por las estadísticas de mi blog, me sorprendo por un número notable de visitas desde Mala Pecora.

Mala Pecora es el blog de Slavina, una pornógrafa nata que se retiró de la escena barcelonesa durante algún tiempo para parir, criar y amamantar a una pequeña y deliciosa criatura que debe medir ya metro y medio. Yo no sé nada de ninguna de las dos desde hace meses, porque Silvia me borró de su FaceBook antes del verano. De su FaceBook y de su vida, se entiende. Los motivos: le di plantón en Roma. Silvia comisariaba una sección del LadyFest Roma y yo estaba entre las invitadas.

¿Por qué no cogí ese avión? Hay muchos motivos, pero el primero y principal es que un par de días antes una amiga común con la que compartíamos viaje y festival tuvo un ataque psicótico del que yo fui objeto. He vivido cientos de ataques psicóticos en mi vida, mi madre era una mujer esquizofrénica, y sé lo que son, y sé que no quiero más, que ya tuve suficientes, y me da igual todo y todos pero nada puede justificar que yo sirva de carne de cañón otra vez.

Miserias. El caso es que Mala Pecora publica en su blog una entrada solicitando ayuda con el diseño de su plantilla, fascinante tema, por cierto. A cambio ofrece material pornográfico y postpornográfico, conocimientos de final cut, lindezas varias y el teléfono de María Llopis. ¿El teléfono de María Llopis?

Si esta persona fuera mi amiga hubiera pensado que se trataba de un chiste gracioso y me sentiría alagada. Pero esta persona me ha echado de su vida, sin ni siquiera hablar conmigo, así que debe de estar muuuy cabreada. ¿Es esto un insulto? ¿Un intento de acercamiento? Mi hermano dice que me está llamando guarra y punto, considerémoslo insulto o piropo, tengo mis dudas. En cualquier caso, me pregunto: ¿quién puede tener interés en tener mi número de teléfono?

Aunque la cuestión que realmente me preocupa es la del odio de las mujeres hacia mi persona. Necesito ambas manos para contar a las mujeres con las que he tenido una relación de amistad más o menos cercana y en la actualidad ni me saludan. Este verano me leyeron el árbol de mi Cábala y lo primero que me dijo mi pitonisa particular es que en mi vida habría mucha envidia por parte de las mujeres. Y que ello llevaría al odio. Es raro sentirse odiado. Es tan pasivo. Y tan culpable: ¿qué he hecho mal? Porque los motivos que la razón expone son confusos y nunca tienen mucho sentido. Miserias.

Ódienme, sean bienvenidas.

30 Oct La novia pesadilla

Mi hermano me dice siempre que soy la novia pesadilla. Novia pesadilla porque mantengo excelentes relaciones con todos mis ex: quedo con ellos, salgo con ellos, viajo con ellos, vivo con ellos, como con ellos, bailo con ellos. Novia pesadilla porque me dedico a lo que me dedico: postporno. Mi trabajo me lleva a follar con variadas personas delante de una cámara, a desnudarme en público y a experimentar sexualmente en talleres y otros eventos postpornográficos. Todo debidamente documentado y publicado en mi web.

En la foto, con la que ha sido mi última relación sentimental. Yo he sido su peor pesadilla, y él la mía, porque nunca pensé que el postporno pudiera interponerse en mi camino en ningún sentido. Con esa cara de buena que tengo.

Beatriz Preciado dice que lo mío es como salir con un torero, que no puedes ir luego con rollitos tipo “es que me pongo fatal cuando sales a la plaza…” El toro es mi profesión, así que o te pones el vestido de volantes y te sientas en la grada con tu mejor sonrisa, o nada. Substituyamos toro por porno. Qué va a ser de mí.

29 Oct Modern Love Affair by StrangelFreak


http://strangelfreak.blogspot.com/

Y es que en esto se han convetido las relaciones modernas. En compartir una conexión a internet, una consola, una pantalla. Una pantalla como mínimo. ¿Quién criticaba a los papás porque se quedaban todo el día delante de la tele? Y no miro a nadie. Yo soy la primera que tiene una seria adicción a estar on line. Eso sí, no soporto los juegos de ordenador, ni la proyección indiscriminada de películas para conciliar el sueño, práctica esta última asombrosamente común entre mis allegados.

07 Oct En Barcelona no se cena

Llevo 48 horas en esta ciudad y todavía no he conseguido cenar. A partir de las 19:30h empiezan las inauguraciones de arte, las presentaciones de libros, las jams, los recitales y demás eventos culturales de asistencia obligatoria. Económicamente es un chollo: te ahorras el gasto de la cena y te pones cieguísimo con nada, porque con el estómago vacío dos birras y dos porros, te ponen del revés.

Pero centrémonos en las noticias de la noche. Sònia Gómez presenta a un hombre como su marido/esposo. El afortunado es alemán, rubio y arquitecto. Hasta aquí puedo leer. A la espera de documentos gráficos. Natalia Ángel se muda a Paris. Por amor. El amor es así. Alex Brahim sigue con su elegantísimo y guapísimo novio, soy testigo, frente a viento y marea. Y a María Llopis la han dejado. ¿Pero cuál?, me pregunta todo el mundo. Pues el último, obviamente. Qué preguntas más raras hace la gente. Pero hoy me han dicho cosas muy bonitas. Cosa bonita nº1: “Si yo fuera hetero…!” (José Antonio Delgado) Cosa bonita nº2: “¿Pero quien se atreve a dejarte a ti?” (otra vez José Antonio Delgado, que me quiere bien) Cosa bonita nº3: “Lo tuyo es como casarse con un torero, no puedes ir sufriendo luego porque tu cónyuge se va a la plaza a torear” (Beatriz Preciado, comentando mi sobre-exposición física y emocional en la red y en donde haga falta) Cosa bonita nº4: “Así no se puede trabajar, ¡joder!” (los obreros en la calle esta mañana). Así que con el ego por las nubes y el alma en los pies, me retiro.

Bienvenidos a la rentrée barcelonesa.

Sonia y André

P.S. Estuvimos en:
>>TWAIN (Totally Without An Interesting Name)
de Santiago Taccetti y Natalia Ibáñez Lario
instalación – presentación de proyecto

TWAIN (Totally Without An Interesting Name) es un dispositivo de creación multidisciplinar que rinde homenaje al ánima de los objetos, a ciertas estéticas decadentes, al error y al azar, realzándolos como fuente de inspiración y reivindicándolos como herramientas creativas contemporáneas. Santiago Taccetti y Natalia Ibáñez Lario buscan que lo aleatorio y lo calculado se intercalen creando una narrativa estética fragmentada e intencionalmente incompleta, navegando entre la abstracción y la figuración y proponiendo una lectura abierta a la subjetividad.

Imagenes digitales y esculturas colapsables conforman su primera instalación, que será completada por los asistentes en consonancia con el espíritu de TWAIN: conjugar lo premeditado con la intuición, basándose en la necesidad de crear desde la inmediatez y de romper con la rigidez de algunas estructuras o normas.

La instalación contará con una intervención sonora creada en directo por el músico, productor y Dj Cristian Vogel.
Exposición hasta el 23 de octubre, 17h a 21h. Antigua Casa Haiku. c/ Milà i Fontanals, 14. Gràcia.

05 Oct Soy su marido

Al final de la noche me acompañó al hôtel a tomar el ultimo. Sentados a las 3 de la mañana en el bar sin iluminación. Fuera se vislumbra los arboles de un parque del centro de Santiago de Chile. Subimos a mi habitación (la foto es la vista desde la ventana) y empezamos a hacer el amor. Mucho tiempo. Dormimos. Nos despertamos y seguimos. Me habia cogido un gripe del beso de un chico k intentó seducirme un par de dias antes y ahora el fiebre me estaba subiendo. Flotando en el sexo y el ligero fiebre. Me dijó en algun momento de nuestras largas conversaciones k estaba casada pero k era una relación abierta. Su telefono sonó mucho este dia pero no lo hizó caso. El dia pasó a ser la noche y seguimos allí. Por la mañana llamé a room service para pedir algo y no pudé conectar. Cuando sonó el telefono pensé que sera recepción pero era una voz masculina que me preguntó si estaba X.X. Sorprendido, le pregunté quien era y me dijó “Soy su marido”. Cubriendo el receptor con mi mano le dijé a X.X “Es tu marido”. Hablaron un momento, el la colgó y ella se quedó con migo. Eran dias preciosos.

Al volver a Espanya me llegó voces desde Valparaiso que la noticia ya estaba circulando por toda la comunidad artistica de Chile. Que velocidad ! Que deseo ! Que interés ! Hablaron mas, y mas rapidamente, que de mis intervenciones artisticas y charlas.

Siempre he sido cotilléo (aunque adquirí la affición por la prensa rosa mas tarde de la mano de un gran amor) , siempre me ha interesado la gente, pero este incidente me provocó un salto : empecé a vislumbrar en el cotilléo los contornos nebulosos de una nueva socialibilidad, una nueva politica, y me presté para explorarla.

Empecé a pensar en el cotilléo como la base de toda comunidad – su creación y mantenimiento. Que tiene que reclamar su grandeza – valores como la transparencia, el interes por los otros, el reconocimiento de las particularidades de cada uno – su humanidad. Al mismo tiempo la transparencia nos preserva del abuso – es el secreto que genera los peores horrores del mundo – y permite la identificación con el otro, el base mismo de la sociabilidad. Le Médisant par Bonté.

El cotilléo gusta y nos motiva a [email protected] porque es la esencia de nuestra humanidad.  Olvidamos de nuestra “reputación” , pobre y triste armadura (aunque, es importante de notar, eso depende mucho del genero y en que parte del mundo vives – a veces perder la reputación es perder tu vida, sufrir el carcel, el ostracismo y peor ..) y podemos empezar a vivir sin miedo, sin mentiras.

El cotilléo rompe nuestro aislamiento y abre al camino por cambios micropoliticos mucho mas reales y profundos que todos los volumenes de Das Kapital juntos.

Muerte a la propriedad emocional !

Larga vida a Corazon Underground !