Caperucitas y lobas

21 Jun Haciendo los deberes

Tengo que hablar esta noche en El Diferencial sobre Fetichismo y la verdad es que es un término con el que no me he sentido cómoda nunca. Tal vez porque es considerado una patología sexual. Tiro de wikipedia.

Fetichismo es la devoción hacia los objetos materiales, a los que se ha denominado fetiches. El fetichismo es una forma de creencia o práctica religiosa en la cual se considera que ciertos objetos poseen poderes mágicos o sobrenaturales y que protegen al portador o a las personas de las fuerzas naturales. Los amuletos también son considerados fetiches.

http://es.wikipedia.org/wiki/Fetichismo

Fetichismo (del latín, facticius, ‘artificial’, y del portugués feitiço, ‘magia’, ‘manía’; del francés fétiche) es una parafilia que consiste en la excitación erótica o la facilitación y el logro del orgasmo a través de un talismán u objeto fetiche, sustancia o parte del cuerpo en particular. El fetichismo sexual se considera una práctica inofensiva, salvo en el caso de que provoque malestar clínicamente significativo o problemas a la persona que lo padece o a terceros, pudiendo en este caso llegar a considerarse un trastorno patológico propiamente dicho.

Los aparatos fabricados con el objetivo de la estimulación o para el juego sexual no se consideran fetiches.

El DSM IV lo clasifica como enfermedad siempre y cuando sea una conducta recurrente durante al menos seis meses, necesaria para la excitación sexual y que afecte la vida social o laboral del sujeto. En el caso de que ésta no afecte la vida social o laboral del paciente, se considera simplemente como una manifestación de su sexualidad.

http://es.wikipedia.org/wiki/Fetichismo_sexual

15 Jun El próximo jueves estoy en Barcelona

Estaré participando en un programa de radio que es a la vez un show en vivo con público. Se llama El Diferencial y en su web hablan de mí. Por lo vsto esta edición va de fetichismo. Dicen que mi trabajo versa sobre la maternidad, la prostitución, el aborto, el orgasmo y el sexo virtual, siempre entendiendo la sexualidad y lo íntimo como un arma política de gran fuerza. No está mal. Y parece que les interesa mi recopilación de caperucitas y lobas. Será en el edificio de Caja Madrid, en plena plaza Cataluña, si no lo hemos quemado antes.

30 May Miss Capricho, Miss Caperucita

A veces pienso que debería volver a Suecia tal como están las cosas y porque en teoria es el buen ejemplo de la sociedad de seguridad social. Lo que no se sabe tanto aquí es que en poco tiempo Suecia se ha convertido en un laboratorio para la privatización pirata de lo que una vez era el orgullo sueco. Los periódicos de la derecha viven una especie de esquizofrenia. En su parte de noticias no paran de sacar escándalos alrededor del nuevo modelo de gestión en manos de inversores de riesgo, mientras en la parte de opinión siguen siendo defensores cada vez más feroces de la ideología detrás. Es realmente desesperante. El lobo ya está por todas partes…

Miss Capricho. Caperucita sueca.

16 May Metralleta y magdalenas


Así me gustan a mí las caperucitas, con metralleta y magdalenas en la cestita.

Me he encontrado esta imagen en Facebook pero desconozco al autor, ¿alguna idea? Me gusta uno de los comentarios de la foto: “It’s a metaphor, like the original story. This time she don’t need no woodsman – she can make her own way through the forest.” De Gretchen Hasse.

Pero la imagen está etiquetada, así que me meto por el oscuro camino y me encuentro con esta otra imagen, en la front page de la persona etiquetada. Y de repente no sé qué pensar. Ella es también una pequeña caperucita, armada. Pero tan pequeña. Y la metralleta es tan grande.